Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Alemania   -   Sección:   Opinión

La tediosa lucha contra el neonazismo

José Antonio Jato
José Antonio Jato
lunes, 13 de noviembre de 2006, 23:47 h (CET)
Alemania se las ve y se las desea para atajar el problema de raíz, y el gobierno actual de Angela Merkel, dubitativo, no da con la clave para frenar la ascensión de la derecha radical en el país.

Una proscripción del Partido Nacional Democrático, NPD, plataforma que aglutina a los círculos neonazis podría ser contraproducente, en opinión de algunos expertos porque impediría continuar con el atento control del Estado sobre sus actividades, y mermaría la estrategia actual de seguir perforando a la ultraderecha con agentes encubiertos en sus filas.

Mientras tanto el ministro del interior, Wolfgang Schäuble, se decanta también por la cansina vía jurídica en un intento de erosionar como una termita las arcas, y en consecuencia los ánimos de los extremistas.

A nivel local, se han prohibido actos puntuales, pero en la mayoría de los casos los jueces aplican sus dictámenes sobre un zigzageante terreno de circunstancias. Así el Bundestag ha solicitado al NPD que devuelva 870.000 euros otorgados en concepto de la financiación de partidos, por malversación de fondos públicos en los años 1998 y 1999. Esto, según reconocen fuentes internas de ese partido, pondría al NPD en una situación económica "perentoria". Aunque sus tesoreros vierten lágrimas de cocodrilo si se tiene en cuenta que los líderes ultraderechistas se han apresurado en invertir con ahínco desde hace años en el sector inmobiliario, tan pujante y sabroso como los alarmantes escaños conquistados en parlamentos de los Länder.

Desde septiembre de 2004, el NPD tiene grupo parlamentario propio en el Estado federado de Sajonia y, desde septiembre de este año, también en Mecklenburgo-Antepomerania. La Unión del Pueblo Alemán ,DVU, otra formación xenófoga hermana del NPD, tiene representantes en el parlamento regional del Brandeburgo

El gobierno de Berlín confía en que las medidas adoptadas hasta la fecha basten para amilanar a los dirigentes del partido ultraderechista, si bien las cifras que barajan los expertos muestran una militancia cada vez más virulenta. Entre enero y septiembre de este año, la Oficina Federal de lo Criminal (BKA) ha registrado un total de 9.013 delitos atribuídos a la derecha neonazi, lo que representa un incremento de 20% respecto al período anterior.

Con datos tan alarmantes, el auténtico desafío sería lograr convencer a esa parte del electorado que decepcionado con la partitocracia, la desigualdad social y la alta tasa de desempleo vota a la extrema derecha, en un último como vano intento de que acaben sus penurias existenciales.

De momento, espoleada por los últimos resultados electorales, la militancia del NPD con su presidente Udo Vogt, a la cabeza, se ha lanzado a la conquista de Berlín, donde por otro lado ya tiene instalado su cuartel general, en el barrio oriental de Koepenick. Esa es la razón por la que este sábado la ultraderecha celebrara en la capital alemana su congreso federal. Representantes de los demás partidos políticos y cientos de berlineses manifestaron su repulsa por el acto.

Sin embargo, la resistencia opuesta sigue siendo tediosa mientras el gobierno de la canciller Angela Merkel, no aplique medidas más contundentes contra el neonazismo. De nuevo se alzan las voces que exigen una prohibición taxativa del NPD. En el año 2003, la misma petición resultó infructuosa al ser rechada por los jueces alemanes por anticonstitucional. Sin embargo la ultraderecha ya ha visto las patas al lobo y sus líderes han pulido el mensaje ideológico. Según ellos lo único que defiende ahora mismo la ultraderecha es la consecución de un nacionalismo moderno.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris