Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Cultura   -   Sección:   Opinión

Rolando Revagliatti

El escritor argentino publicado en la revista “Círculo de Fuego”
Peter Tase
lunes, 21 de julio de 2014, 07:41 h (CET)
El 6 de julio de 2014 el renombrado escritor argentino Rolando Revagliatti fue publicado en la Revista peruana Círculo de Fuego, numero 21. Esta revista tiene como director al escritor Feliciano Mejía y como editor a Roberto Ortega. Esta revista es una publicación del movimiento Amaro.

Rolando Revagliatti nació en 1945 en Buenos Aires (la Argentina), ciudad en donde reside ahora. Su quehacer en narrativa y en poesía ha sido traducido y difundido a los idiomas francés, vascuence, neerlandés, ruso, albanés, italiano, asturiano, alemán, catalán, inglés, esperanto, portugués, maltés, rumano y búlgaro. Uno de sus poemarios, “Ardua”, ha sido editado bilingüe castellano-neerlandés, en quinta edición y con traducción del poeta belga Fa Claes, en Apeldoorn, Holanda, 2006, a través del sello Stanza. Ha sido incluido en más de cincuenta antologías y libros colectivos, la mayoría de ellos de poesía, en la Argentina, Brasil, México-Chile, Panamá, Estados Unidos de América, Venezuela, España, Alemania-Perú, Austria, Italia y la India. Obtuvo premios y menciones en certámenes de poesía de su país y del extranjero. Fue el editor de las colecciones “Olivari”, “Musas de Olivari” y “Huasi”. Coordinó varios Ciclos de Poesía, así como la Revista Oral de Literatura “Recitador Argentino” y otros eventos públicos, solo o con otros escritores. Coordina talleres de escritura. Ha sido colaborador en más de seiscientos periódicos, revistas y colecciones de plaquetas, cuadernos, murales, etc., de la mayoría de los países de América y Europa, así como ha dado recitales en innumerables propuestas públicas. Su narrativa, piezas teatrales y poesía se socializa en revistas y boletines electrónicos, bibliotecas virtuales, sitios, blogs, etc. En soporte papel publicó desde su primer libro, en1988, dos volúmenes con cuentos y relatos: Historietas del amor, Muestra en prosa; uno con su dramaturgia: Las piezas de un teatro; quince poemarios: Obras completas en verso hasta acá (tres ediciones), De mi mayor estigma (si mal no me equivoco), (dos ediciones), Trompifai, Fundido encadenado (tres ediciones), Tomavistas (cinco ediciones), Picado contrapicado (dos ediciones), Leo y escribo (cuatro ediciones), Ripio (tres ediciones), Desecho e izquierdo, Propaga, Ardua (cinco ediciones), Pictórica (cuatro ediciones), Sopita (seis ediciones), Corona de calor, Del franelero popular (dos ediciones), además de El Revagliastés, antología poética personal y Revagliatti – Antología Poética, con selección y prólogo de Eduardo Dalter. Sus libros han sido editados electrónicamente y se hallan disponibles, por ejemplo, en http://www.revagliatti.com.ar . Cuatro poemarios de Revagliatti, inéditos en soporte papel: “Ojalá que te pise un tranvía llamado Deseo,” “Infamélica,” “Viene junto con” y “Habría de abrir,” cuentan con dos ediciones-e de cada uno: en PDF y en Versión FLIP (Libro Flash). Es posible acceder a “Picado contrapicado” en html en http://rolandorevagliatti.blogspot.com , integrando la colección de Editorial Alebrijes. Sus 185 producciones propias en video, todas ellas debidamente diseñadas y editadas, se encuentran en http://www.youtube.com/rolandorevagliatti .

Según el escritor Feliciano Mejía “El poemario de Revagliatti ‘Infamélica,’ tiene textos diáfanos, concebidos con la simplicidad tan difícil de conseguir para no despatarrar, es alegre, irónico, a veces jugando con las palabras y las repeticiones taxativas pero siempre escapando, rematando con esos desplantes a la torera. Ningún poema aquí presentado elude graficar el amor sin dramatismos, con fino humor. Ese amor cotidiano que a la larga del tiempo da sentido a una vida.”

Tendremos que esperar el poemario entero para darse una idea de las búsquedas y logros. Mientras tanto, aquí siguen unos versos.

Sobre diez
Sobre diez, nueve renuevan encuentros conmigo
sobre nueve, ocho vuelven a verme por tercera vez
sobre ocho, siete apuestan a una cuarta
sobre siete, seis persisten en considerarme para una quinta ocasión
sobre seis, cinco todavía se prestan a una sexta
sobre cinco, cuatro aguardan de mí algo estimable en una séptima
sobre cuatro, tres alientan la penúltima esperanza en una octava
sobre tres, dos, desesperadas, ya directamente se resignan a una [novena pena
sobre dos, una, en la décima cita, aunque arguye de un modo confuso [que me ama
se suicida delante de mí.

¡Qué me van a hablar!
A Julio Sosa, Homero Expósito y Héctor Stamponi
Yo anduve siempre en abominaciones
¡qué me van a hablar de abominación!
Si ayer la abominé, qué importa...
¡qué importa si hoy no la abomino!
Era mi abominación, pero un día
se fue o entró, ya no recuerdo
Después rodé en mil abominaciones
con mi bagayo apabullante de sapiencia
Incontrolable.

A él, ella
Ella me dice que no
o me dice no sé
o no me dice nada
A él, ella le dice que no
o le dice que no sabe
o calla
A él
que no dice nada
o calla lo que sabe
o no.

En bastardilla: Algo así declara el personaje protagónico del filme “Lars and the Real Girl”.

“Un buen polvo insignificante” Lo expresó
solicitándomelo
volcada hacia mí
Rehusar
no me caracterizaba
ni solía
dejarme confundir
Confundido rehusé, primero
De inmediato, repuesto
me abalancé
y la magistral insignificancia
concedí.

Nota: Las palabras que conforman el título de este texto, se corresponden con un subtitulado de lo enunciado por la protagonista del filme “Transsiberian” de Brad Anderson.

Tengamos para que nos deje
Tengamos una noche ridícula:
una en la que
desprovistos de intensidad
nos dispersemos:
adversa
a la menor precisión
y que nos deje la truculencia
de sabernos residuales
e incontinentes.

Los agarran
Los enamorados estúpidos
o estupidizados por los estiletazos sentimentales
quedan sin palabras propias
y se las arreglan a los manotones
las borrascas los agarran traficando engrudo
se ofuscan sus anatomías y exudando rastros
hasta se reconcilian.

Algo que
Él cree que hace algo
que sólo él hace
Ella hace que cree
algo que sólo
ella cree.

Nouvelle
“Me miró sin hurañía, pero con tímida atención concentrada...”
“En el fondo de su hurañía se ocultaba la necesidad
más categórica de calor humano.”
Eduardo Mallea (“Los Rembrandts”)
Y era así como ella
lo hacía y era
Y más a mí, conmigo
No llegaría a ignorar completamente
cuánto de sí
Quería darme.

Llevar su tiempo
Algo había sucedido esa mañana
Entre nosotros
Había sucedido recién
Por la mañana
Realmente
Recién
Nos avinimos
Por la mañana
A que sucediera.

Pérdidas
Le perdí el rastro
Durante un tiempo
sentí que había perdido su recuerdo
y era incapaz de seguir oyéndola
hablando o cantando
Perdida ella cuando me perdí
me recobré
el rastro.

Faltas
Nos falta una ventana
A nuestro dormitorio le falta una ventana
A nuestras vidas les falta una ventana en el dormitorio
Y un balcón.

Poemas inéditos del libro “Infamélica”, Rolando Revagliatti
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris