Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Ni éstos ni aquéllos   -   Sección:   Opinión

De Cospedal y el desastre del PP

Juan Pablo Mañueco
Juan Pablo Mañueco
lunes, 13 de noviembre de 2006, 07:34 h (CET)
ESTUVO Dolores de Cospedal, candidata del PP a la presidencia de la histórica región de Castilla la Nueva, el jueves 9 de noviembre en Guadalajara para impartir una conferencia que dijo ser cultural, y ya podemos anunciar lo que nos ha sido dado para elegir por aquí en las autonómicas de 2007... O Guatemala o Guatepeor.

Adjudiquen la etiqueta que prefieran a Barreda o a de Cospedal, y está hecho el escrutinio... O el segundón del prófugo ministro de Defensa o la paracaidista sobrante en Madrid, ninguno de los cuales llegaría a presidir nada en una región seria.

Méritos que vi a Cospedal: se sabe el argumentario del partido bien y lo recita con buena voz, aunque no sea eso lo que se le pregunta. Pero de ahí no le saquen, porque se pierde... Y, en esto, puede que no sea la pésima de la dos Guatemalas, porque también anda fino el del país de enfrente.

“España, realidad histórica y cultural” se llamaba el conato de conferencia, y para ello nos leyó una y otra vez la primera línea de la Constitución y el artículo 1 y 2 de la misma... Si hubiera llegado al artículo 3 habría visto que nuestra lengua se llama “castellano” y no como ella la designó siempre, inconstitucionalmente: español. Éste era el principal sustento de la conferencia.

Y luego las citas, que también las traía equivocadas: ni Nebrija escribió en el XV la “Gramática de la Lengua Española”, sino de la “Lengua Castellana”, ni Miguel Hernández era de Murcia sino de un poco más arriba, ni la candidata se fijó en que la espléndida composición del alicantino para alabar a las regiones de España nombra, sin duda, a los “castellanos de alma”... Pero desdo luego no cita a los “castellano-manchegos” ni nada que se le parezca.

Se ve que para Miguel Hernández, como para cualquiera que conozca la realidad histórica y cultural de España, Castilla es Castilla, y la Mancha una más de sus muchísimas comarcas geográficas, pero cuya realidad histórica y cultural siempre ha sido la realidad castellana.

Esta es la triste realidad actual de España: que mientras PSOE e incluso PP firman solemnes majaderías irreales y falsas por otros lares, también afirman solemnes majaderías irreales contra la realidad histórica castellana.

Y así está España: destruyéndose por exceso de ficciones en otras partes y destruida por defecto de realidades en las autonomías castellanas. En la nuestra, por ejemplo: tan de risa que a una realidad histórica como Castilla, la han igualado con una de sus meras comarcas.

Ni de Cospedal ni Barreda podrán nunca cumplir este requisito que exige el artículo 143 de la Constitución a las provincias para acceder a la autonomía: tener “características históricas y culturales comunes”.

Si de Cospedal o Barreda se saben cuáles son esas características nuestras, que las pongan en su Estatuto... Porque el actual no las dice, ni el próximo las dirá... Y si no, yo se las resumo: las castellanas.

Y hasta que no se haga un Estatuto conjunto de toda Castilla, a la realidad de España le faltará algo y la región de Cospedal o Barreda será una región de chiste, irreal y antihistórica.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris