Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Oriente Póximo   -   Sección:   Opinión

El Consejo de Relaciones Islámico-Norteamericanas sustrae mi propiedad (intelectual)

Sus actividades cuestionables moralmente
Daniel Pipes
jueves, 17 de julio de 2014, 07:20 h (CET)
El Consejo de Relaciones Islámico-Norteamericanas, grupo fundado por partidarios de Hamás que aspira a deponer el orden constitucional en los Estados Unidos, ha participado en tantas actividades moralmente cuestionables que tiene una bibliografía de tribunas mías relativas a desconfiar de CAIR; asimismo, la presunta "Mayor Organización de Activismo y Derechos Civiles" de América ha jugado tantos trucos sucios contra mí que finalmente tuve que documentarlos tanto en un artículo como luego en una bitácora de seguimiento del tema.

Este patrón viene a la cabeza porque, por una vez, obtengo algo de justicia contra CAIR. El pasado septiembre, difundió uno de sus estudios rituales en los que pretende poner de relieve una creciente ola de odio anti-islámico en los Estados Unidos (curioso: si aquí las cosas son tan desagradables, ¿por qué siguen viniendo los musulmanes a este país?). Este estudio, Legislando el miedo: la islamofobia y su impacto en los Estados Unidos, regurgitaba la investigación falaz de costumbre (es decir, que "el núcleo duro de la red islamófoba de América tuvo acceso a 119.662.719 dólares al menos en total entre 2008 y 2011"). También exhibía una fotografía mía en la portada y cuatro veces en el interior, en las páginas 6, 7, 14, y 32, fotografía que casualmente es propiedad mía y los derechos son míos, y fotografía que no autoricé al Consejo a utilizar.

Cuando escribí a CAIR exigiendo (entre otras medidas) la retirada de esta fotografía, el grupo respondió que el uso por su parte de mi imagen "no supone una violación" de mis derechos. Pero cuando fueron informados de la legislación norteamericana y se enfrentaron a la posibilidad de una demanda, el colectivo ofreció "en aras de resolver amistosamente esta cuestión… reemplazar la fotografía de Don Pipes por una libre sin registrar" así como destruir la tirada impresa de ejemplares de este estudio. Al parecer, CAIR hizo algo más: no solamente retiró la imagen mía en cuestión de la nueva versión, sino que retiró todas mis imágenes y las de los demás particulares discutidos en el estudio, quizá buscando evitar más problemas.

Comentarios: (1) Es satisfactorio recordar al vástago de una organización terrorista cómo funcionan las cosas un país con un ordenamiento jurídico. (2) Este incidente tuvo lugar al mismo tiempo que la condena en un caso que CAIR apoyaba en Michigan, donde una iniciativa encaminada a intimidar a un ciudadano particular contrario a la apertura de un centro islámico de enseñanza salió por la culata, llevando a citaciones y a que su parte tenga que pagar las costas. (3) Espero que estas dos pequeñas victorias contra CAIR inspiren a otros a la hora de oponerse a sus hurtos. (5 de julio de 2014)
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La maldita enfermedad

A lo largo de la historia se han declarado pandemias que han diezmado la población de grandes zonas del mundo

Siempre quedará Valle

En tiempos turbulentos, en los que España parece un boceto de sí mismo, un esperpento, hay que reconstruir los cristales cóncavos de la Calle del Gato

Podemos, el cuarto en discordia

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris