Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Crítica literaria   -   Sección:   Libros

'Reconstrucción', de Antonio Orejudo

Gabriel Ruiz-Ortega
Gabriel Ruiz-Ortega
domingo, 15 de abril de 2007, 09:17 h (CET)
Sumergirse en Reconstrucción implica no caer en la supuesta trampa de estar ante una novela histórica. Si bien es cierto que los datos y fechas que se nos dan en la novela se ubican en un marco histórico, estos no necesariamente están bajo el corte de la cronología, sino que el autor los ha utilizado en pos de la trama y de su manejo estructural. Dicho de esta manera, y sin apelar a la jerigonza académica puedo decir que esta no es –ni hablar- una novela histórica.

Esta novela de Orejudo está ambientada en el siglo XVI, siglo de cambios radicales en el devenir europeo. La reforma protestante y la contrarreforma son los ejes –en apariencia temáticos- en los que deambula un personaje atrayente como Bernd Rothman, quien pasa de la férula católica a ser un predicador protestante con mucha llegada en Munster, lo cual origina una fuerte represión por parte de las fuerzas católicas que genera la desaparición de este personaje. Después de dieciocho años, con el poder de la inquisición que pone orden a diestra y siniestra, esta se topa con un nuevo problema al momento que el inquisidor de Lyon tiene que dar sí o sí con el autor de un manuscrito anónimo titulado La restitución del cristianismo, el cual, científicamente, pone en jaque ciertos preceptos que para el poder eclesiástico le son inadmisibles: el oxígeno que los pulmones dejan en la sangre. Pues bien, ante semejante “herejía” el inquisidor se contacta con un grabador de libros que obedece al nombre de Joachim Pfister, a quien se le concede toda la libertad para dar con el responsable de aquel escrito, que sería, ni más ni menos, Miguel Servet.

Dicho de esta manera estamos en apariencia ante una novela histórica, pero como las apariencias mueren en la falsa impresión, es menester resaltar la fuerza que tiene esta novela. Por un lado, tenemos un fresco de la época ambientada, la misma que recoge sucesos sesgados para dar vida y fuerza al ya mencionado Rothmann, en el que descansa un afán de justicia por el bien común. Por otro lado, la novela troca a lo que realmente es: una novela que encierra un juego de identidades, una estructura compleja, una serie de datos que el lector tendrá que armar. Estas tres características son herederas de la tradición de la novela enigma. En Reconstrucción, desde sus primeras páginas, se refleja una búsqueda y una lucha en pos de la verdad, la misma que encierra una serie de tópicos que no son propiedad de la época retratada, sino que estos están muy ligados a la universalidad de sus contenidos, sumándose al hecho que el estilo empleado no se acerca ni por asomo al soporte en el que se suelen escribir las novelas históricas porque si bien esta novela cuenta un suceso en tiempo pasado este está narrado desde el presente en la que no se percibe la voz del narrador sino la del autor mismo –que no es lo mismo, lógicamente-, he allí lo tonto que sería taxonomizarla bajo los parámetros de las novelas históricas que muy buenos réditos rinden a sus autores, las mismas que caen en el feudo del olvido debido al espíritu anquilosado de sus propuestas, cosa que no ocurre con Reconstrucción puesto que su mayor logro y defecto es encarar su trama quebrando ciertas reglas temáticas, lo cual demuestra la ambición del proyecto que muy pocos se atreven emprender.

Antonio Orejudo es catalogado hoy en día como uno de los narradores españoles más originales, originalidad que está muy bien cimentada en una formación literaria a conciencia, demostrando que siempre hay algo más que el talento y la inspiración.

Noticias relacionadas

El final de una era

Un Microcuento de Esther Videgain

La injusticia

Un microrelato de Esther Videgain

El desencuentro

Un microrelato de Esther Videgain

Un ocaso diferente

Una creación poética de Carmen Muñoz

La muerte

Un microrelato de Esther Videgain
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris