Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Akelarre   -   Sección:   Opinión

Felatio electoral

Rafa García
Rafa García
@rafagarciak
domingo, 12 de noviembre de 2006, 07:17 h (CET)
La vergonzante guerra de Irak ya se ha cobrado la última pieza que le faltaba. No me refiero a Donald Rumsfeld, sino a ese salvaje metido a presidente, llamado George Bush. Un individuo muy peligroso, que directa o indirectamente, ha participado en más muertes que el mismísimo De Juan Chaos, ¡qué se dice pronto!

Sea como fuere, lo cierto es que el resultado de las últimas elecciones legislativas celebradas en Estados Unidos me sirve para recuperar la confianza en los ciudadanos de aquel país. No obstante, sigue siendo complicado entender que la opinión pública haya sido tan permisiva hasta ahora con el actual presidente, y tan severa antaño con la inocente felación que Mónica Lewinsky le practicó a Bill Clinton en el despacho oval. ¿Será que a diferencia del Winston, la felatio no es un producto genuinamente americano?

Y hablando de políticos y de las actividades que ser realizan “con la lengua” francesa, ¿sería imaginable en España, que pasado mañana apareciese en A tu lado o en Dolce Vita, una becaria con un vestido manchado con esencia de semen presidencial? ¿Ustedes que preferirían, eau de ZP, o eau de Ánsar?

¿Y qué me dicen de los jueces españoles? Los de Batasuna y ETA han estado años y años campando por sus respetos sin que nadie les dijera nada, y, ¡oh casualidad!, justamente ahora que el Gobierno intenta encontrar una salida definitiva al problema del terrorismo, los magistrados deciden ponerse exquisitos, y aplicar la ley a rajatabla. ¿Qué quieren hacer, aquello que no pudo el señor de la guerra español, meter en la cárcel a Atutxa e Ibarretxe? ¿Y de paso a Patxi López, por haber tenido una reunión con Otegi? La situación, además de indignante, es cuanto menos ridícula. Y grave, porque veo que son muchos los que necesitan que el PNV vire hacia el soberanismo.

Acabo con otra pregunta: ¿corre peligro Zaplana, después del rifirrafe que tuvo con Mariano Rajoy, por el voto afirmativo del PP al Estatuto de Andalucía? Últimamente no se ha dejado ver en exceso, no sé si es que todavía le escuece el supositorio “político” que le recetó su jefe, o si es que está intentando recuperar “la color” perdida en un solarium de confianza. Habrá que estar atentos. Y habrá que pedir también, que alguna mente privilegiada del Partido Popular nos explique por qué es admisible la “realidad nacional” andaluza, e inadmisible la catalana.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris