Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un lugar llamado desarrollo   -   Sección:   Opinión

Mis reflexiones sobre el liderazgo

Si quieres complicarte la vida, lidera
César Piqueras
@cesarpiqueras
jueves, 10 de julio de 2014, 08:26 h (CET)
Ayer inicié un nuevo programa de desarrollo del liderazgo y cambio cultural con una empresa de tamaño mediano que durará varios meses, mientras introducía el programa me vinieron a la mente varias reflexiones sobre el liderazgo.

Reflexiones sobre el liderazgo

El liderazgo es un concepto mitificado
Tanto se ha hablado de liderazgo que lo hemos mitificado, creemos que la etiqueta de líder solo la llevan los mejores dirigentes de algunas empresas. Es un concepto que debemos bajar a tierra, el liderazgo está entre todos nosotros, en ti mismo/a hay liderazgo. Como diría Robin Sharma en su libro que se titula “El líder que no tenía cargo“.

“Da igual si tienes responsabilidad sobre 1 o 1000 personas, todos podemos mostrar liderazgo”

El liderazgo es un concepto muy amplio
No hay más que asistir a cualquier curso de formación, para que cada ponente nos hable de un tipo distinto de habilidades y actitudes del liderazgo. Hay quien habla de liderazgo y en realidad nos está hablando de habilidades sociales como la comunicación, la asertividad, la escucha o empatía, etcétera. No confundamos el liderazgo con saber comunicar y entender al otro, aunque tiene mucho que ver.

Existen otras personas que confunden el liderazgo con la eficiencia, productividad y gestión del tiempo. Tampoco están relacionados, conozco líderes extraordinarios tremendamente desordenados y anárquicos en lo que a la gestión de su tiempo se refiere. Es un concepto tan amplio este del liderazgo que hemos metido dentro de él demasiadas cosas. Con el coaching ha ocurrido igual, pese a que a muchos nos duela.

Liderar tiene que ver con saber inspirar, saber dirigir y desarrollar a otros, saber construir nuevas realidades junto con tu equipo para el bien común.

El liderazgo para ser auténtico debe empezar por liderazgo personal
Es tu capacidad de ser coherente, íntegro, de mostrar hacia ti mismo/a liderazgo personal lo que hace que otros confíen en ti y decidan seguir tus pasos. No puedes dirigir a nadie si no eres capaz de dirigirte a ti mismo/a. Por este motivo, un buen líder debe invertir tiempo en su autoconocimiento, autogestión y autocontrol. Recuerda que dirigimos con el ejemplo y no ser ejemplo es una de las disfunciónes del líder.

Nadie se puede autoproclamar líder. Aunque sí gestor, jefe o director
El líder no se puede autoproclamar, son las personas las que te pueden legitimar como líder. Puedes poner en tu tarjeta que eres X, Y o Z, pero líder sólo lo serás cuando los demás lo digan. Aquí cabe diferenciar entre poder interno y externo. El poder externo es un tipo de poder que se puede comprar o incluso robar (ejemplo: Un golpe de estado), mientras que el poder interno es el poder que tienes sin necesidad de ningún cargo o título. El poder interno es lo que tienen los mejores líderes y gracias a él las personas les otorgamos poder externo.

Por otro lado, los que más se proclamen líderes serán los que menos liderazgo muestren (recuerda que muchos líderes rayan la psicopatología).

El liderazgo es totalmente situacional
No hay un mejor líder para todas las situaciones y contextos. Dependiendo de la situación de su equipo, del entorno, de los clientes, del futuro, y de más razones contextuales, el estilo de liderazgo a mostrar y las características del líder necesario para la situación serán distintas. No es lo mismo entrar nuevo a dirigir un equipo, que ya formar parte de él y tener que dirigirlo. Tampoco es igual dirigir una empresa cuando su situación es crítica que cuando todo va bien (aunque ya sabes la peligrosidad que implica tener éxito).

El liderazgo tiene que ver con crear climas
En realidad el líder tiene que ser capaz de capacitar, de desarrollar y crear climas para que todas las personas den lo mejor de sí mismos. Es esto lo que hace tan difícil el liderazgo, que no es una acción directa – Mueve esto y ocurrirá esto otro. Sino que es una acción indirecta – Mueve esto y “es posible” que ocurra esto otro.

El líder aquí es como un jardinero (esta metáfora me inspiró en el 2006 para escribir mi primer libro) se decida a crear las condiciones más favorables para que ocurran algo en un grupo de personas o en una empresa. Si te gustan las plantas, sabrás que no podemos forzar a una planta a crecer, tan sólo podemos crear las condiciones más favorables para que esto ocurra.

Siendo así el líder debe ser un gran estratega y manejarse bien con la causa y los efectos de sus acciones.

Liderar es un dolor de cabeza
Si quieres complicarte la vida, lidera. Liderar no es fácil, implica múltiples riesgos, poco reconocimiento y más de un dolor de cabeza. Este es el motivo por el que a un líder se le supone un salario mayor, su responsabilidad es mayor y por lo tanto el peso que lleva a sus espaldas. Liderar te hace estar muy ocupado eso sí. Y no te complicas demasiado la vida con otras preocupaciones. Es ideal además, para refugiarte en el trabajo si tienes una complicada etapa en tu vida personal, aunque no te recomiendo que vayas llenando vacíos a través del trabajo, mejor te vienes conmigo una semana al Monasterio de Poblet y vamos serenándonos escuchando el canto gregoriano.

¿Que ventajas tiene liderar?
- La sensación de que estás haciendo algo importante por otras personas.
- La felicidad que da saber que otros se sienten bien gracias al trabajo que tú estas haciendo.
- La posibilidad de cambiar el mundo, como nos decía Steve Jobs en este video.
- La felicidad que nos aporta el dinamismo, remar en la complejidad del mundo y obtener beneficios a cambio.
- La posibilidad de realizarte sabiendo que estás haciendo algo extraordinario, memorable…
Comentarios
Julia Fernandez Castillo 10/jul/14    23:51 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris