Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

La culpa la tiene Aznar

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
sábado, 11 de noviembre de 2006, 05:47 h (CET)
Yo lo dije el primer día: “Aznar se equivoca otra vez”. Lo dije cuando lo de Irak, como lo dijo y lo sigue diciendo casi toda España, menos la recalcitrante. Lo que quiere decir que muy original no soy, vaya. A veces uno piensa: “Hay que ver qué tonterías intrascendentes tiene uno que decir cuando le ponen a largar ante un folio en blanco”, pero, claro, en aquel momento había que decirlo para que no le señalaran a uno con el dedo acusador y le dijeran “Imperialista, que eres un opresor imperialista”. El caso es que Aznar se equivocó y eso le costó la derrota del PP, con aquellos terribles bombazos terroristas por el medio.

Cierto, esa vez no fui nada original, casi toda España decía lo mismo y muchos otros lo pensaban aunque se lo callaban. Pero ésa no fue la única vez que Aznar se equivocó. Gravemente, quiero decir. Porque lo de equivocarse es algo que a Aznar se le da muy bien, por ejemplo el otro día cuando dijo que la pena de muerte en la horca le estaba pero que muy merecida a Sadam, que hay que ser exageraos. Es lo que tiene Aznar, que mete mucho la pata envuelta en ese repelente papel que se llama soberbia y predispone a mucha gente en contra. Pocos expresidentes acumularon tanto rechazo del pueblo como él. Ni Suárez ni Calvo Sotelo, que yo recuerde, ni siquiera el González de los muy últimos años se acercaba a tanta animadversión popular. Lo que me sirve para traer a la memoria que Zapatero va por el mismo mal camino de Aznar. Acumular tan fuerte rechazo de un sector del pueblo no es aconsejable, termina por extenderse a los demás sectores.

Pero hubo otra vez en la que yo también dije “Se ha vuelto a equivocar, la ha vuelto a liar, allá él”: Cuando señaló a Rajoy. Se equivocó, lo dije entonces, puedo poner de testigos a Misanta y a mi perro: “Rajoy no, no puede ser Rajoy el elegido”. Porque recuerdo a todos que a Rajoy lo eligió Aznar en un soberbio corte de mangas a la democracia interna de los partidos, algo así como ha hecho ahora Zapatero con el candidato a la alcaldía de Madrid. Ellos solitos lo eligieron, ellos solitos serán responsables. Lo que no sé es a qué esperan sus respectivos militantes para correrles a gorrazos. Bueno, sí lo sé, todos los sabemos, que aquel que se mueva no sale en la foto, en la foto del éxito, se supone, y a ver quién es el guapo que le pone el cascabel al gato o le dice al Rey que va desnudo. Como pa moverse y que le señalen a uno. Ahí tienen a los más importantes miembros del PSOE callando y aguantando estoicamente las cosas del tripartito, los vaivenes del candidato a Madrid y todo eso de la inmigración ilegal y la negociación con ETA. ¡A callarse tocan! De momento.

Bueno, pues con Rajoy se equivocó Aznar claramente. Si con lo que está cayendo, división socialista incluida, Zapatero sigue por encima en las encuestas es pa decirle a Rajoy que haga lo mismo que Sete Gibernau: hacer las maletas y retirarse después de dos años de no rascar ni bola en las carreras. Hala, y a dejar el sitio a otro. Quede claro que si algún interesado lector piensa que este columnista pertenece a algún clan anti Rajoy o pro Noséquién... que espere un minuto antes de decírmelo, que voy por un pañuelo bien grande pa sujetarme la mandíbula...... La verdad escuece.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris