Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

De las calamidades de hoy y el luminoso porvenir

PP y PSOE van soltando lastre por sus bases, quedando sus cúpulas libres para proseguir con la mayor aceleración hacia ninguna parte
Mario López
martes, 8 de julio de 2014, 08:39 h (CET)
Llevo un año, cual monje en clausura, apartado del mundo, ajeno a todo cuanto sucede en él. De vez en cuando me he asomado a la ventana de los acontecimientos para, una vez superado el estupor, volver al enclaustramiento.

Ya superadas las principales adversidades de mi vida privada, he retomado el contacto con el mundo del común y, aun sintiéndome cautivo de la mayor perplejidad derivada de la vida misma,, creo que me encuentro en disposición de hacerme una idea medianamente racional de lo que está pasando. Y creo atisbar algo parecido a una intuición de lo que está por venir.

El Gobierno de este país, con la anuencia del principal partido de la oposición, ha traicionado reiteradamente el texto y el espíritu de nuestros principios constitucionales, alcanzando la excelencia del oprobio en la chapucera ley, ad hoc, que otorga al abdicado monarca Juan Carlos I el aforamiento, sin que tal condición se sustente en cargo público alguno. Vamos, que si esta ley crea jurisprudencia, mañana mismo pido yo, para mí mismo, el aforamiento. Manda huevos (que diría el rutilante prócer Federico Trillo de Figueroa y otras yerbas).

Por sus muchas faltas y tropelías, por su nulo espíritu de enmienda, los dos grandes partidos mayoritarios me recuerdan a los cohetes espaciales; esos que, a medida que van ganando altura, van desprendiéndose de diferentes partes de su cuerpo primigenio. Así PP y PSOE van soltando lastre por sus bases, quedando sus cúpulas libres para proseguir con la mayor aceleración hacia ninguna parte.


Paralelamente al vuelo suicida de los dos grandes partidos, el soberano pueblo se va organizando en un movimiento sostenido, sensato, con mucho fundamento, por medio de una red social que parece escapar a la vigilancia y entendimiento de los grandes poderes. Esta creciente red social acaba de dar muestras de su gran potencial en las recientes elecciones al Parlamento europeo, ante la manifiesta confusión de los grandes partidos y sus respectivos medios de comunicación afines, que no parecen saber por dónde les sopla el viento.

Con la abdicación de Juan Carlos I los grandes partidos de la Transición (los que firmaron los Pactos de la Moncloa, esos pactos que nos llevaron al encadenado de nefastas reformas laborales, la destrucción del tejido industrial y a la asunción de la monarquía como elemento consuetudinario en nuestro orden constituyente y constitucional) tuvieron la ocasión histórica de sellar, de una vez por todas, un pacto social sólido y duradero, convocando un referéndum que determinara la forma de gobierno en nuestro país y, con toda probabilidad, la definitiva solución a los conflictos territoriales que tantos quebraderos de cabeza nos han dado a lo largo de los siglos, tanto antaño como hogaño. Lejos de acometer la democrática y audaz consulta, cual avestruces desplumadas, nuestros próceres decidieron ahondar en la indignación popular obviando, lo que debería haber sido un proceso constituyente, aplicando el rodillo del bipartidismo con todo su rigor. Proeza que, sin duda, pagaremos todos, pero especialmente el PP y el PSOE. Se ve que es tradición de este país que sus cúpulas, erigidas sobre pies de barro, arrastren sus miserias sobre el secarral patrio, en una cansina versión del mito de Sísifo.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos

Inés Arrimadas, la chica del 17

Perfiles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris