Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un lugar llamado desarrollo   -   Sección:   Opinión

Leer las olas, o la importacia de la visión estratégica

El mercado se olvida de las empresas mediocres, y sin embargo se siente atraído esfuerzo y la visión estratégica de las mejores empresas
César Piqueras
@cesarpiqueras
lunes, 7 de julio de 2014, 07:35 h (CET)

Un buen surfero sabe de la importancia de saber leer bien las olas, de saber contarlas, de mirar cuál es aquella que será “la gran ola”, aquella que le llevará en su superficie a hacer el recorrido más largo y apasionante.

La importancia de una visión estratégica

No todas las olas son igual de buenas, el problema de muchas empresas y profesionales radica en subirse a la ola equivocada. Aquí la gran pregunta no es si estás o no surfeando, sino si en realidad estás subido a la mejor ola. El mercado se olvida de las empresas mediocres, y sin embargo se siente atraído esfuerzo y la visión estratégica de las mejores empresas y mejores profesionales, al igual que en una playa el surfero que conseguirá “petarla”, será aquel que se suba a la ola más grande y que la recorra de parte a parte subido a ella, entrando en su caracol y finalmente saliendo triunfante.

Hay un término que conocerás si has estudiado ciencias: El gradiente. El gradiente es algo así como la dirección en la que un campo tiene más variaciones, más pendiente. Si estuviéramos subiendo una montaña, subir según el gradiente sería subir siempre tomando las decisiones en las cuales hay mayor pendiente en nuestro camino. Sostengo que en las empresas, con lo de la visión estratégica tenemos que saber encontrar este gradiente. Sí, ya lo sé, ¿para qué complicarse la vida si al final estamos subiendo?… pero esa no es la pregunta, la pregunta es ¿Hay alguna dirección en la cual podríamos estar haciéndolo mucho mejor?. Sí indudablemente.

Me recuerda mucho a aquellas personas que, en el trabajo, ante un “¿Qué has hecho hoy?” dicen “no he parado en todo el día”. En realidad que alguien esté todo el día ocupado no implica que esté consiguiendo resultados. Por lo tanto, el gradiente aplicado a la productividad sería hacer siempre algo que te acercara más rápido que cualquier otra acción hacia la consecución de tus objetivos. El gradiente aplicado a la estrategia es “¿Qué sería lo más fundamental que podrías hacer ahora para lograr tu visión a largo plazo?”

Si fuéramos surferos, sería algo así como no subirse a cualquier ola, sino a “la gran ola”

Para lograr hacer esto y tener cierto atino con la ola que elegimos tenemos que ser expertos en el surf y muy buenos en la lectura del mar. Asímismo un buen profesional o empresario debe ser un experto en la lectura de las condiciones del mercado en el que opera, en leer su entorno, en leer las necesidades de los clientes y en base a todo esta información, y mucho más que ahora enseguida veremos, tomar la decisión más acertada.

Muchas empresas se quejan de que el entorno las está machacando, que sus clientes están sin un céntimo, que cada vez hay menos posibilidades. No pongo en duda que ellas lo vivan así, pero la pregunta para poder mirar las cosas desde otra perspectiva sería saber si están en realidad buscando la gran ola o si se dedican a subirse a cualquier ola que sale a su paso.

A veces, ante la falta de visión estratégica por parte de la dirección de la empresa, las empresas sufren, se encogen, y si pasa algo más de tiempo mueren (o las compran a cambio de asumir la deuda que tienen contraída)

Es posible que seamos buenos comercializando nuestros productos, incluso es posible que hayamos desarrollado nuestros métodos para ser eficientes y efectivos en la producción, pero si no existe visión estratégica, nuestro futuro estará condicionado a la suerte, estaremos jugando al surf, pero no surfeando.

Personalmente no me preocupa demasiado si cualquiera de los proyectos en los que estoy metido está hoy dando resultados extraordinarios, ya sabes que el éxito es un territorio peligroso. Aunque no me puedo quejar porque mis objetivos 2013 y mis planes 2014 están siguiendo su curso según lo previsto, realmente lo que me preocupa es tener afinada la visión estratégica, saber desde dónde soplará el viento en los próximos años, en qué condiciones y quienes estarán junto a mi cuando esté a punto de coger esa gran ola.

Cómo desarrollar la visión estratégica
Podemos desarrollar nuestra capacidad de visionar, es decir de ver lo que va a ocurrir en un futuro haciendo:

- Leer más. Hay un torrente de información en el cual se encuentran escondidas las claves de lo que va a ocurrir en los próximos años. Si eres capaz de entrar en ese torrente de información y sacar de ahí algo útil para tu futuro habrás desarrollado tu visión estratégica. Aprende a leer rápido, a discriminar lo que sirve de lo que no. Lee blogs interesantes que te puedan ayudar a comprender mejor tu realidad y la de tu entorno. Cada semana además de los libros que puedes ver en mi cuenta de twitter (@cesarpiqueras) leo unos 150 artículos de otros bloggers.

- Ser más observador. Aprende a callar y a hablar menos, observa lo que ocurre a tu alrededor, escucha a las personas, cuáles son sus preocupaciones, sus intereses y necesidades. En la observación está la información que necesitas. Sé como Leonardo Da Vinci y utiliza algunas de sus técnicas para desarrollar tu ingenio.

- Cambiar de perspectiva. Si haces siempre lo mismo, no vas a aprender demasiado. Ni a encontrar soluciones válidas para tu realidad actual. Aquí la clave reside en ser lo suficientemente valientes para hacer algo disruptivo, que te saque del tiesto, que te haga ir a la zona de aprendizaje (incómoda y hostil) que se haya justo después de tu zona de confort.

- Desarrollar la intuición. Tienes una gran intuición, aunque no lo creas. Si no eres consciente es porque todavía no has desarrollado tu conciencia corporal y porque hay demasiados pensamientos nublando tu mente. La intuición se puede desarrollar si conectamos más a menudo con nuestra inteligencia corporal, tu cuerpo siente cosas que no podrías racionalizar y por lo tanto intuye. Si aprendes a conectar con tu cuerpo te darás cuenta qué fácil es tomar decisiones utilizándolo. El físico Austriaco Fritjot Capra dice “Encerrados en nuestra mente, hemos olvidado como pensar con nuestro cuerpo, como servirnos de él para llegar al conocimiento”

- Relájate. En un cuerpo y una mente agitados es difícil que encontremos buenas soluciones. Se demuestra que bajo condiciones de estrés importantes (en las cuales se activa nuestro eje HPA) somos menos inteligentes a la hora de tomar decisiones. Cuando te calmas, cuando te relajas, vienen a ti todas esas buenas ideas e intiuciones, de ahí es de donde nace la visión estratégica. Por eso al ducharte o conducir cuando vas de viaje te suelen llegar tan buenas ideas.

- No intentes racionalizar. Una cosa es la visión estratégica y otra el plan estratégico. Así que no pretendas desarrollar tu visión estratégica con una lista de pros y contras. Experimenta, observa, déjate llevar, fluye y deja que la gran ola aparezca ante tus ojos, y surféala, por lo que más quieras.

En fin, espero haberte ayudado en esto de la visión. En cualquier caso puede que nos veamos en ese mar esperando olas. Si es así no dudes en que charlemos un rato, la vida es mucho más que coger olas (aunque yo las seguiré mirando con el rabillo del ojo)

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris