Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un lugar llamado desarrollo   -   Sección:   Opinión

Somos energía (te guste o no)

tú, yo, todos somos energía, y como vas a ver eso tiene algunas implicaciones
César Piqueras
@cesarpiqueras
jueves, 3 de julio de 2014, 07:05 h (CET)
Todo es cuestión de energía. Somos energía. Nos dicen los físicos en la materia que al fin y al cabo la matería es prácticamente hueca, que está formada por átomos, y que estos átomos son huecos en su interior, con un nucleo mínimo también hueco, con cargas energéticas infinitesimalmente pequeñas en su interior. Y con unos electrones en órbita que sólo existen cuando se les observa. En fin cosas que ya habrás escuchado de física cuántica (es un terreno del que se ha hablado mucho y también fantaseado). Pero mi reflexión no va a entrar en esas líndes. Sino en el hecho de que tú, yo, todos somos energía, y como vas a ver eso tiene algunas implicaciones…

Somos energía ¿Cómo nos afecta?
En primer lugar podemos tener distintos niveles de energía. Algunas veces tendrás una energía más expansiva (hacia afuera) y otras más implosiva (hacia adentro), otras puedes tener una energía más baja (emociones como la tristeza nos invitan a ello) y otras más alta (emociones como la alegría o el endado). Todos estos niveles de energía afectarán al modo en el que ves la vida, el modo en el que te relacionas, el modo en el que decides invertir tu tiempo.

Tu energía es limitada. Y como tal no pienses que siempre la vas a tener, que de aquí a 20 años podrás bailar esta canción al igual que lo haces hoy. Tienes que saber dónde invertirla porque se acaba. También es cierto que hay energías que te agotan más que otras. Mientras que la rabia te deja agotado, el amor, el cariño y la ternura te renuevan. Quizás sea lo único que cuanto más se da más se tiene. Es una lástima que muchas personas y empresas todavía no se lo crean.

Irradias energía y atraes un tipo de energía. No podemos evitar irradiar una energía determinada al exterior, un campo energético que llega a los demás y frente al que no pueden pasar desapercibidos. Lo mejor de todo es que la mayor parte de las personas y experiencias que se acerquen a tu vida estarán determinadas por el campo de energía que irradias ¡Somos imanes!

Qué puedo hacer para llevar esto a la práctica
- Te invito a que decidas qué nivel de energía quieres tener. No te pelees contigo mismo/a si no tienes el nivel deseado, simplemente escucha a tu cuerpo, a tus emociones y a tu mente (bueno eso no que ya lo haces demasiado) y poco a poco empieza a entender qué ocurre en ti, qué haces para conseguir sentirte tan mal o tan bien y poder cambiar poco a poco si es que lo deseas. Expresa tus emociones, vívelas, no las reprimas.

- Ya que tu energía es limitada decide dónde la quieres invertir. No permitas que los chupópteros de energía roben tu tiempo, decide dar tu tiempo a quien tu quieras. Cuidado con los medios de comunicación, son grandes chupópteros de energía si no los gestionamos bien.

- Por último echa un vistazo a lo que te rodea, al tipo de personas que se te acercan últimamente, a las experiencias que estas viviendo. De alguna forma las estás haciendo posibles, ¡tu nivel de energía de alguna forma las atrae! (jeje). Cambia tu energía si quieres nuevas experiencias.

Lo mejor de todo es que no te pelees con la vida, cambialá si algo no te gusta del todo. Como decía el título de aquel libro “No empujes el río, porque fluye solo”.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris