Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

La vuelta de Daniel Ortega

RIA Novosti
Redacción
miércoles, 8 de noviembre de 2006, 23:57 h (CET)
El escrutinio preliminar de las elecciones presidenciales que tuvieron lugar en Nicaragua el pasado domingo indica como ganador a Daniel Ortega Saavedra, de 60 años, candidato y líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Ortega obtuvo el 38,59% de sufragios, según ha declarado el presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, al presentar el cuarto informe preliminar provisional de los resultados de los comicios presidenciales y legislativos.

En segundo lugar de estos resultados figura el candidato de Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Eduardo Montealegre, con el 30,94%, y en tercer lugar José Rizo, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), con el 22,93% de los sufragios.

La ley electoral nicaragüense establece que para proclamarse presidente en la primera ronda el candidato vencedor necesita obtener el 40% de los votos o bien el 35% con una ventaja de cinco puntos porcentuales sobre el segundo aspirante más votado.

A principios de la década del 80, en pleno fragor de la Guerra Fría, Ortega ya se desempeñó como presidente de Nicaragua. Poblado por cinco millones de personas, este país centroamericano era en aquella época la verdadera manzana de la discordia para dos superpotencias. La URSS hacía lo posible por afianzarse en esta cabecera de playa, delante de las narices de Washington, mientras que Estados Unidos se dedicaba a entrenar a los ‘contras', proporcionándoles armamento y dinero.

El mandato de Ortega fue breve. El país estaba sumido en una contienda civil y la población pasaba hambre, de modo que el Gobierno sandinista fue reemplazado por otro, más democrático. A partir de entonces, Ortega hizo cuatro intentos por presentarse como candidato a la presidencia, todos ellos infructuosos. Su éxito actual, en opinión de politólogos, es atribuible al continuo deterioro de la situación económica y a la nueva imagen del propio Ortega, quien ha cambiado el uniforme y el fusil por un traje civil y ha suavizado en grado considerable sus consignas. ‘Por amor a Dios, dennos la oportunidad de gobernar en paz y sacar a este país de la miseria' - repite él.

Desde Washington ya se oye que las relaciones entre EE.UU. y Nicaragua van a empeorar mucho, incluida la eventual introducción de sanciones contra Managua, en caso de que el líder sandinista vuelva a la presidencia. Sin embargo, detrás de Nicaragua está la influyente Venezuela, cuyo mandatario Hugo Chávez ha hecho reiteradas alusiones a la posibilidad de cortar los suministros del crudo venezolano a cualquiera que se atreva a inmiscuirse en los asuntos internos de sus aliados. Cuba y Bolivia también han manifestado su enérgico respaldo a Daniel Ortega en el transcurso de la campaña electoral.

Nacido en 1945, en la familia de un empresario que había luchado en 1927-1934 contra la ocupación norteamericana y, más tarde, contra la dictadura de Anastasio Somoza, Daniel Ortega se incorporó en 1962 al Frente Sandinista de Liberación Nacional, proscrito en aquella época, y encabezó el movimiento de la resistencia urbana. Fue detenido en 1967 y liberado en 1974, después de que los sandinistas habían secuestrado a una serie de importantes funcionarios públicos. La revolución de 1979 acabó con el régimen de Somoza y llevó a Daniel Ortega a la dirección del país. Poco después se desencadenó la guerra civil, en la que EE.UU. apoyó abiertamente a los ‘contras', y aunque Ortega pudo ganar los comicios presidenciales de 1984, no pudo revalidar el mandato en 1990 perdiendo a Violeta Chamorro, candidata que contaba con el respaldo de Washington.

Pese a su ventaja en las actuales elecciones presidenciales, Ortega no ha proclamado aún su victoria por considerar que es preciso esperar a que el Consejo Supremo Electoral (CSE) publique los datos definitivos. "El Frente Sandinista de Liberación Nacional seguirá esperando hasta que den esos resultados para que se pueda establecer con toda claridad quién será el próximo presidente de Nicaragua", aseguró.

____________________

RIA Novosti, Agencia rusa de información.


Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris