Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Paquito que ya esquías en el cielo

José María Moncasi de Alvear
Redacción
miércoles, 8 de noviembre de 2006, 23:57 h (CET)
El día de hoy está siendo muy especial para mí. Y es que se ha ido uno de los grandes del deporte español. Me encanta el homenaje que se tributa desde este ‘Aragón Liberal’ y por tanto lo primero un especial agradecimiento a su director por abrir en este lugar de encuentro un homenaje a este gran profesional y bellísima persona. Luego les explicaré alguna anécdota personal.

Contaba con cincuenta y seis primaveras. ‘Paquito’ estaba disfrutando de esa eterna juventud que sólo Dios concede a unos pocos. Bueno la verdad es que últimamente se dejaba la piel día a día por vencer a esa maldita lacra que es el cáncer y así era un ejemplo para todos nosotros.

Para mí lo ha sido en todo, en su alegría, en su saber hacer, en su constancia y en popularizar el deporte de la nieve. Ese 1972 un joven esquiador oriundo de un pueblo de la sierra madrileña triunfó en los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebraban entonces en la estación de esquí japonesa de Sapporo. Su triunfo y ascenso al trono mundial del esquí fue un honor para todos los españoles que practicábamos ese deporte. Hasta hoy ha sido el único campeón olímpico español en esta modalidad. Ya por entonces era uno de mis ídolos deportivos y esta hazaña le colocó entre mis grandes y favoritos. De hecho fíjense ustedes que el póster de él en el podio de Sapporo lo colgué en la pared de mi cuarto en la casa del pueblo de Panticosa donde esquío desde los siete años. Hoy también sé que él desde el cielo lo estará iluminando mucho más.

También que en una de mis bajadas cuando era muy pequeño, intentando imitarle, tuve una caída que supuso me tuvieran que suturar medio labio. En otra ocasión tuve la inmensa suerte y el gran honor de poder coincidir con él en un viaje en el tren cuando sabía ya de su terrible enfermedad. Tuvimos ocasión de charlar de lo divino. También de lo humano. Y doy fe que era una gran persona que veía este discurrir por la vida como un paso para el encuentro con el Señor de cada uno, y en su caso también con sus mayores. Entrañable.

Mil sentimientos afloran ahora también cuando me acuerdo cuando se deslizaba, rápido y estiloso por entre las puertas de esa prueba que tanta técnica y fuerza exige como es la del eslalom especial. Estoy seguro le acompañábamos a través de nuestros televisores millones y millones de personas de todo el mundo. Entonces en primer lugar no era un deporte de masas, y en segundo que tampoco existían las técnicas y medios de comunicación que ahora existen.

Sin duda fue un apoyo muy importante para socializar este deporte que tantos adeptos tiene hoy en día. Gracias a Dios es uno de los deportes en los que se aúna el amor por la naturaleza con el ser considerado un deporte que une a las familias.

Paquito hasta siempre. Muchas gracias por contagiarnos para que amemos este deporte y por tu alegría de vivir. Descansa en paz y que esquíes también desde el cielo.

____________________

José María Moncasi de Alvear es consultor de comunicación.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris