Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Al aire libre  

El llavero mayor del reino

Pascual Falces
Pascual Falces
martes, 7 de noviembre de 2006, 23:12 h (CET)
En épocas muy anteriores, y no tanto, quienes prestaban favores de servicios a las testas coronadas en la Europa previa a la implacable guillotina, recibían honores en forma de títulos hereditarios; e, incluso, de apellidos que todavía se mantienen hoy día con todo el honor de su servicial origen. Desde cuidar bodegas para vinos del rey, hasta proporcionarle los mejores trofeos cinegéticos, y apoyos económicos o de alcoba, toda una serie de reales favores fueron institucionalizados para la historia. La abolición de los privilegios de alcurnia, como la propiedad de tierras y familias de labriegos, que con sus impuestos sostenían a la aristocracia francesa, trajo muchas consecuencias. Una de ellas, tal vez la más sabrosa para la nueva burguesía acomodada, fueron los restaurantes parisinos origen del actual auge de la “nouvelle cuisine”. Los cocineros, ahora llamados “restauradores”, al perder sus dueños y señores los bienes materiales y la cabeza, se establecieron por su cuenta ofreciendo, previo pago por cubierto, el alto estilo de cocina que venia siendo habitual en los palacios de la corte de Luis XVI. Una vez descubierto el “negocio”, surgió la pléyade de restaurantes donde, con dinero, se podía comer “como un rey”.

Pero, lo anterior es una digresión a cuento de los enormes favores que Carod Rovira viene prestando a los catalanes, y al sistema de gobierno que disfrutan en la actualidad. Hundido el mañoso hacer catalanista de Pujol, que no ha encontrado en el “Arturet” un digno sucesor de su pueblerino talento, ha surgido otro partido enraizado en la izquierda republicana y alejado del partido burgués y nacionalista (Convergencia y Unión, CIU). Los favores que, como consecuencia de esta oportunidad viene prestando la Esquerra Republicana de Cataluña son notables y merecedores de la reciente revalidación para acceder al poder. Carod Rovira, un catalán de aragoneses y recientes ancestros, es lo que en la tierra de sus mayores se llama un “cazurro” con talento, -frecuentes y algunos famosos-, en el Reino de Aragón. Son gente que sabían poner el cazo -de ahí lo de cazurro-, a la hora de comer de lo que sobraba en las casas-fortaleza de la burguesía acomodada de los infanzones o del clero influyente y administrador de los bienes eclesiásticos.

Carod tuvo la vista de salir disparado hacia Perpiñán para que la terrorífica ETA apuntara en sus atentados “mirando el mapa”. Con este eufemismo conseguía que crímenes masivos; como el del Hipercor barcelonés no se repitieran, y hasta la fecha lo ha conseguido, aunque “diluido” por una época en que la capacidad asesina de la banda ha estado amortiguada; también, y por fortuna, en resto del mapa de España. Con la suficiente generosidad, los votantes se lo han agradecido otorgándole “de nuevo” el lugar donde se guardan las “llaves” de la gobernabilidad regional. Arrimándose a un patético partido socialista catalán, le han llenado el cazo otra vez.

Con su concesión ha podido restaurar el gobierno de izquierdas donde él se reserva un discreto y poderoso segundo lugar de abordo. También, le ha permitido acuñar un nuevo estilo de gobernar, el de: “Muerto el tripartito, viva el tripartito”, que interpreta la antigua fórmula monárquica ante el cadáver aún caliente del anterior rey, en que, de inmediato, se proclamaba la vigencia del heredero como nuevo monarca. De paso, ha conseguido la sarta de privilegios para Cataluña que el actual inquilino de la Moncloa le dispensará a cambio de continuarse cada mañana en los aposentos presidenciales, y, así, mientras dure un festejo que ya está irritando a los españoles de cualquier jaez.

Noticias relacionadas

Las campañas contra VOX lo refuerzan y le proporcionan votos

“Los árboles solitarios si logran crecer, crecen muy fuertes” Wiston Churchill

Lenguas y banderas

Lenguas y banderas que indican identidad pueden convertirse en semillas de odio y de violencia

¿Hacia la estanflación en Argentina?

La contracción de la demanda mundial de materias provocará el estrangulamiento de sus exportaciones

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris