Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Akelarre   -   Sección:   Opinión

O Montilla, o Moriles

Rafa García
Rafa García
@rafagarciak
martes, 7 de noviembre de 2006, 23:12 h (CET)
Me tengo que descubrir ante Montilla; era el candidato más soso, el más aburrido, el que no tenía el tirón de Maragall, el que no había nacido en Catalunya, y el que no había ganado las elecciones. Pero a pesar de todos los obstáculos a los que ha tenido que hacer frente, resulta que será el próximo president de la Generalitat. Y lo será porque la izquierda catalanista así lo quiere, y para demostrar que la sociedad catalana, a pesar de las tonterías que se dicen en determinados púlpitos, resulta que es lo suficientemente tolerante como para hacer presidente a un inmigrante, que según el mismo reconoce, no domina del todo el catalán. Con esta operación, creo que se queda sin parte de sus argumentos hasta el mismísimo Rodríguez Ibarra.

De todas formas, de lo que no hay duda es de que el tripartito presidido por Maragall fue un constante “sin vivir” para el PSC y sus votantes y simpatizantes, buena parte de los cuales, mostraron su desencanto el pasado 1 de noviembre, haciendo uso del derecho a la abstención. No volver a “meter la pata” es el reto del nuevo Gobierno catalán.

Un Gobierno que pretende no parecerse al anterior, ni siquiera en el nombre; el término tripartito deja paso a “L’entesa”, el entendimiento. Y es que o se produce un cambio de formas, o el fracaso está asegurado. No hay país que pueda soportar un ejecutivo capaz de protagonizar un escándalo por semana; la gente quiere sosiego, tranquilidad, y que quien gobierne, le resuelva sus problemas. Es algo que no ha sucedido bajo el mandato de Maragall, todo el mundo lo sabe. Incluso Carod, que creo que a estas alturas tendrá claro que si sigue con su desafiante y desestabilizadora política, dentro de cuatro años podría perder la “llave”.

También lo sabe Montilla, quien de sobra conoce la capacidad de Zapatero de acabar consiguiendo lo que se propone. El cordobés es consciente de que la cumbre Iberoamericana se celebra únicamente una vez al año, y que por lo tanto, es mejor no jugar con fuego, porque a la que se descuide, el presidente del Gobierno es capaz de fumarse un puro “sociovergente” con Mas en la Moncloa – en los jardines, claro – .

De todas formas, creo que Zapatero dará un margen de confianza a su ex ministro de Industria, porque lo cierto es que a río revuelto en Catalunya, ganancia del pescador de la Moncloa, que con este pacto a la catalana se asegura la mayoría parlamentaria en el Congreso de los Diputados para el resto de la legislatura. Parece claro que ZP hubiera preferido a CiU como compañero de viaje, pero también es cierto que Esquerra Republicana de Catalunya ha demostrado ser un fiel aliado parlamentario. Vaya lo comido, por lo servido.

Y mientras, como no podía ser de otra manera, Artur Mas se encuentra en plena rabieta. Esta vez ha ganado las elecciones con claridad, pero tampoco puede gobernar. Si dispone de una tercera oportunidad, quizá se plantee de manera más reflexiva la conveniencia de ir al notario en plena campaña, o de distribuir videos propagandísticos y manipulados. Sea como fuere, lo cierto es que el “ataque de cuernos” de Mas está plenamente justificado, porque podría decirse de él que es el “príncipe destronado”.

Para lo que no está capacitado es para pedirle explicaciones a Zapatero. Debe recordar el líder de CiU que en no pocas ocasiones acusó al PSC de ser una sucursal del PSOE en Catalunya. Montilla acaba de demostrar que no es cierto, porque los socialistas catalanes no han atendido los deseos del Partido Socialista Obrero Español. Es hora de ser serios, y coherentes; Mas no puede reclamar a ZP y Montilla lo que hace unos días les echaba en cara.

Al candidato convergente le vendría bien relajarse. Yo le recomendaría que endulzara sus penas con una copita de buen vino. Y emulando a Pepe Domingo Castaño, le daría dos opciones: o Montilla, o Moriles.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris