Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Paquito Ochoa

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
martes, 7 de noviembre de 2006, 23:12 h (CET)
Entre la polifacética personalidad del desaparecido campeón olímpico, Paquito Ochoa, por tantos motivos objeto de elogio y admiración para cuantos le han conocido, destacaría la faceta de su espiritualidad, colofón de su rica humanidad.

Como todo excelente deportista el lema suyo fue el de “mens sana in córpore sano”. Por sus palabras, por su vida y su enfermedad asumida ejemplarmente, podemos colegir que la grandeza de su alma estuvo a la altura de sus éxitos indiscutibles y su palmarés internacional.

Deberían grabarse indeleblemente en su tumba o en el museo que piensan construir a su memoria sus paisanos de Cercedilla, lo que sería su testamento espiritual:

“Hay que afrontar el cáncer con decisión y valentía. Si no, pierdes. Por mal que venga, hay que estar satisfecho de haber llegado hasta donde has llegado y por mal que estés, dar guerra. Y disfrutar al máximo. Se puede ser feliz con artrosis, con ceguera y también con cáncer. Vivir es un privilegio del que no tenemos derecho a renegar. Hay que prohibir la idea de dejarse llevar por la corriente. Al cáncer se le puede dar guerra. Y disfrutar de tu hijo, tu mujer, tu pareja, el amigo... Siempre hay un pretexto para disfrutar en un día, que es muy corto, y también es corto un año, y 100 años”.

Gracias, campeón por la última, suprema y definitiva lección que a todos nos has dado en tu vida y en tu muerte. Tu memoria perdurará entre nosotros para siempre.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris