Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Tiempos modernos   -   Sección:   Opinión

La segunda parte

Mar Berenguer

martes, 7 de noviembre de 2006, 23:12 h (CET)
El invento del tripartido en Cataluña, supone una importante laguna legal en cuanto que quienes perdieron las elecciones, además de escaños con respecto de los anteriores comicios (excepto Iniciativa per Cataluña), ahora pueden abrirse camino hacia la dirección del gobierno autonómico mediante esa vía de hecho antidemocrática aunque no prohibida taxativamente en nuestro ordenamiento jurídico; esos pactos entre insólitos compañeros de viaje.

A la hora de pactar, siempre se juntan el hambre con las ganas de comer. Todos ceden en arras del escaño presidencial, por encima de cualquier idea o programa político, deviniendo en una suerte de golpe de estado en contra del partido mayoritariamente elegido por los catalanes y que, una vez más, se ha quedado fuera de juego apenas una semana después de las elecciones. En época de rebajas, el que no corre, vuela.

O el votante es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra o en realidad los ciudadanos catalanes no quieren ser gobernados por una alianza entre el subcampeón y esos amigos; sí esos mismos con los que hace pocos meses se tiraba los trastos a la cabeza y que todos juntos forman esa extraña familia que no pudo acabar una legislatura y ahora resurge de sus cenizas cual ave fénix, por encima de convicciones ideológicas y de la voluntad popular, atraída irresistiblemente por la erótica del poder.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris