Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Momento de recordar las manifestaciones contra el PHN

Jaume Catalán Díaz (Gerona)
Redacción
martes, 7 de noviembre de 2006, 00:28 h (CET)
Una buena causa pierde su condición si viene impuesta mediante un ejercicio autoritario del poder. En el caso de los 60 litros de consumo diarios de agua podría ser uno de ellos, pues debe recordarse que el Gobierno socialista derogó el trasvase del Ebro aprobado por el PP en el marco del PHN y que, por ahora, el Ministerio se ha limitado a formular proyectos y lanzar ideas con escasos efectos prácticos. La autorrestricción de los consumidores puede ayudar, como es notorio, a aliviar el problema. No obstante, la solución sólo llegará mediante una inversión razonable y sostenida en obras de infraestructura, eje de una política solidaria y eficiente, concebida con sentido de Estado y ajena al oportunismo partidista. Sería el momento de recordar las manifestaciones, no sólo de los socialistas aragoneses i tortosins sino de todos, hasta llegar a pagar con fondos públicos informes contrarios para evitar las posibles ayudas provenientes de Europa, toda una cuestión de Estado. Ahora nos quieren imponer restricciones abusivas.

No obstante y aunque ese momento, 60 litros por persona y día, parece lejano, bien está que los ciudadanos se acostumbren a contribuir con un consumo responsable que permita utilizar con rigor un recurso escaso e imprescindible. Debe, también, tenerse en cuenta que cada caso particular es muy distinto: los hogares con ancianos enfermos o niños necesitan utilizar el agua de una manera más intensa. Fijar cuotas rígidas no es una solución, sobre todo si el Estado no pone en práctica una política a gran escala que tenga en cuenta el principio constitucional de solidaridad entre las diversas comunidades autónomas. Por ahora parece que el Gobierno es incapaz de oponerse a los diversos estatutos que blindan el agua al tiempo que pretende hacernos pagar sus incapacidades a los ciudadanos.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris