Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El síndrome del dedo blanco

Francisco Arias Solís
Redacción
martes, 7 de noviembre de 2006, 00:28 h (CET)
“Mis versos ya nacían de tus dedos,
de cada movimiento creador.
¡Como las herramientas cantan clara
en las manos! Su ruido me acompaña
como una gran canción inolvidable.”


Jesús López Pacheco

Son muchísimos los trabajadores de las diversas actividades que corren el riesgo de padecer trastornos dolorosos capaces de incapacitarles laboralmente a causa del uso habitual de martillos neumáticos y otras herramientas vibratorias de uso manual. La Health and Safety Executive (Oficina de Salud y Seguridad británica o HSE en sus siglas inglesas) intenta poner a punto una prueba simple y fiable para diagnosticar la grave enfermedad profesional denominada síndrome del dedo blanco y determinar si el tratamiento puede evitar su avance.

El equipo de investigación de la HSE ha reunido a cincuenta trabajadores que padecen este síndrome, para someterles a un chequeo médico completo, biopsias de piel y pruebas farmacológicas. También se estudiará a trabajadores expuestos a las mismas condiciones físicas y a trabajadores con tarea manuales pesadas que no presenten síntomas de esta enfermedad.

Según la HSE, esta enfermedad tras su inclusión en la lista de enfermedades profesionales, se convirtió en 1993 en la enfermedad con mayor número de casos en Inglaterra.

Miles de trabajadores de todo el mundo padecen dolencias circulatorias y nerviosas incapacitantes que acarrean la pérdida de sensibilidad de los dedos, seguida de una recuperación muy dolorosa del sentido del tacto al regresar el riego sanguíneo. Este peligro existe en muchas actividades, especialmente en la construcción, la minería, la silvicultura, la construcción naval, la fabricación de vehículos, la agricultura y la industria del petróleo. En todas estas actividades se utilizan herramientas vibratorias de utilización manual.

Los trabajadores con el síndrome del dedo blanco experimentan dos síntomas diferentes: en primer lugar los dedos se ponen blancos y se entumecen, haciendo imposibles las tareas más delicadas. En segundo lugar, los trabajadores pueden sentir hormigueo y dolores en ambos brazos, especialmente durante la noche.

Los análisis del tejido cutáneo han puesto de relieve que los nervios de los trabajadores que padecen el síndrome del dedo blanco están desprovistos de sustancias vitales y que su deterioro es general, sobre todo en cuanto a la capacidad de transmitir los impulsos. Según los estudios que se han realizado, cuando se administran a los trabajadores con este síndrome sustancias que normalmente alteran las características de la piel, sus reacciones están por debajo de lo normal. Los agentes bloqueadores pueden reducir el blanqueamiento, pero aún no se conoce su efecto sobre los nervios dañados.

En nuestro país la escasez de datos fiables sobre el número real de trabajadores que padecen el síndrome del dedo blanco u otras enfermedades profesionales sigue siendo la tónica general ante la ausencia de adecuados registros y estudios epidemiológicos. Y como dijo el poeta: “¡Ay! Por mucho que se diga / no dejará la verdad / de parecernos mentira”.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris