Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

Marbella connection

Santi Benítez
Santi Benítez
domingo, 5 de noviembre de 2006, 21:37 h (CET)
Suena a título de película cutre española, con personajes estrafalarios en gayumbos tipo Fraga en Palomares corriendo tras tremendas nenas silicondas que dan saltos alrededor de la piscina en top-less con una pelotita de playa que se ríen entre grititos. Lo peor de todo es que la realidad no estaba muy lejos de esta “idílica” imagen filmatográfica tipo años setenta. El españolito de a pie hizo como que se escandalizaba, e incluso los panfletos rosas televisivos se hicieron eco del caso marbellí – claro, estaba cachuli y la Pantoja de por medio-. Pero, reconozcámoslo, lo del españolito de a pie fue pura pantomima, y lo sigue siendo, porque viene viviendo lo mismo desde el “boom” económico e inmobiliario de los años sesenta, cuando verdaderos eriales comprados por tres perras a sus dueños eran convertidos por promotoras e inmobiliarias en paraísos del pelotazo ladrilleril gracias a recalificaciones, expropiaciones y cambios de normativa al gusto del constructor de turno. Así que no sé de qué nos sorprendemos.

Comisiones ilegales, aprobar planes urbanísticos en terrenos propios, prevaricación, falsificación documental, adjudicaciones fraudulentas, recalificaciones dolosas, sobornos, permisos y licencias de construcción en parajes protegidos, tráfico de influencias, cohecho, corrupción por el ladrillazo. ¿Y decimos que nos coge por sorpresa? No seamos hipócritas. Lo más gracioso de todo es que haya quien todavía se cree que esto sólo pasa a nivel municipal. Pero es que lo de los Ayuntamientos es pecata minuta en comparación a lo que se cuece más arriba: Diputaciones, Cabildos y Comunidades Autónomas. Y sino, tiempo al tiempo.

Por ejemplo, ya veremos como explica la Comisión de Ordenación del Territorio y Medioambiente de Canarias (COTMAC) que, un día antes de entrar en vigor la normativa ambiental de la UE, aprobara quince planes urbanísticos que estaban de por si bloqueados por la Ley de Ordenación del Territorio. Por algo sería. Según Domingo Berniel, Consejero de Ordenación Territorial, estos planes se consideran “estratégicos” para el desarrollo del territorio. Hombre, tan estratégicos son que, en una Comunidad Autónoma con problemas evidentes de agua y sin espacio vital, según ellos, para planes “viables” de construcción de casas de protección oficial impulsados desde la Comunidad Autónoma, se aprueba la construcción de dieciocho campos de golf. Vamos, “estratégico” para el desarrollo del territorio a más no poder. Eso sí, el señor Berriel dijo que legislación canaria es incluso más rigurosa que la europea. Yo no lo dudo, por eso precisamente la COTMAC exoneró a muchas de ellas de cumplir la fase obligatoria de avance. Es decir, que podrá ser todo lo rigurosa que se quiera, pero si desde las instituciones se permite que no se cumpla, pues... que se la metan por donde les quepa.

Habrá que ver como la justicia, a través de la fiscalía anticorrupción urbanística, es capaz de atajar, de una vez por toda con desaguisados como el anterior, por mucho que provenga de una institución más alta que la de un Ayuntamiento.

Suena de fondo “La plaza de las palmeras”, de Jarabe de Palo.

Buenas noches, y buena suerte.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris