Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Estatuto andaluz, nueva división ciudadana

Margarita Toledano (Málaga)
Redacción
domingo, 5 de noviembre de 2006, 21:37 h (CET)
Con la aprobación del Estatuto andaluz en el Congreso, se ha suscitado, una vez más, la discusión entre Nación y nacionalidad. Lo que en el año 1978 fue una concesión al nacionalismo, hoy parece convertirse en la piedra angular de todos los Estatutos. El gobierno y la oposición, creen que es esta la preocupación más importante que tienen los ciudadanos españoles, o quieren ignorarlo.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, reiteró que “la propuesta que salió de la Cámara andaluza no era buena, pero tras la modificación de 150 de sus 246 artículos, se ha convertido en un Estatuto ejemplar”, que “cierra el paso a cualquier veleidad nacionalista”. Continúa el líder del PP, “es un Estatuto para todos, no divide a los ciudadanos, no es de derechas ni de izquierdas, no tiene apellidos y responde al sentir de los andaluces”. Yo entiendo que si divide porque no, todos los ciudadanos estamos de acuerdo, porque con la introducción en los Estatutos de amplios títulos referidos a los derechos y a los deberes fundamentales de la persona se está alterando el consenso básico que se había alcanzado en la primera transición, al mismo tiempo se está atentando contra la vida, de la promoción de la ideología de género o de la denominada opción sexual, y si ha permitido que se defina la escuela como laica y que se reconozca un testamento vital tan poco esclarecedor como indeterminado. Con ello, lo que han conseguido es apartar de las urnas a muchos de quienes pretendían votarles, al haber eliminado las razones que tenían para hacerlo.

Noticias relacionadas

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue

Os equivocáis

Me había prometido a mí mismo no nombrar al partido político que parece ser que lo está petando

Obligaciones colectivas

Universalizar la educación tiene que ser la mayor de las prioridades

Investigadores

No, los investigadores a los que me refiero, no se dedican a buscar las miserias de los demás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris