Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

El tripartito ha muerto, que viva el tripartito

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
domingo, 5 de noviembre de 2006, 04:20 h (CET)
“Si lo sé no convoco estas elecciones”, ha debido pensar Rodríguez Zapatero. Eso, si damos por sentado que ha sido él y no Maragall, el de la doble moral, el que las ha convocado. El caso es que el nuevo Parlament no va a resolver nada o casi nada de los problemas que aportaba el anterior. La elevada abstención y la frescura que Ciutadans pueda aportar serán las únicas novedades en unas elecciones que plantea de entrada las mismas incógnitas que las anteriores. Eso y lo que ha perdido el que las ha convocado, claro.

Se repiten en lo básico las dificultades por las que va a pasar la legislatura catalana; CiU y PSC siguen, aún con cierto trasvase, con sus votantes clásicos y tradicionales, muchos de los cuales empiezan ya a acumular determinada edad, y me pregunto si no seguirán todavía con la posguerra y sus rencillas y resquemores en la cabeza.

Ambos son rechazados por un público que por una parte no se ve defendido por ellos quizá por ser castellano parlante y por otro tiene intereses, trabajo, hipoteca, hijos, que están olvidados por la política nacionalista que ambos partidos representan. La abstención ha sido un refugio cómodo al que muchos de ellos, más acomodaticios o inseguros, han acudido. La alta cifra de catalanes que han decidido no ir a votar debería ser significativa para aquellos que han hecho de la política su modus vivendi.

El gran éxito ha sido el de Ciudadanos de Cataluña, los “outsiders” decididos a combatir el sistema desde dentro. Que estén dispuestos a utilizar a partes iguales los dos idiomas oficiales de la comunidad debería ser un aldabonazo para muchos insensatos que huyen como de la peste de la Cataluña plural, y que generalmente son los mismos que han defendido a capa y espada la “España plural”. Su entrada en el Parlamento será una bofetada de aire fresco, digo bien, para los adormecidos parlamentarios del PSC y PP.

Han sido llamativas las imágenes, pocas y escondidas, que se han podido ver de este nuevo partido y sus seguidores en reuniones e intervenciones públicas. Sin grandes medios, sin grandes mítines, sin grandes entrevistas, sin la cobertura desmesurada que ofrecen las cadenas públicas a los partidos consagrados, se han hecho con buena parte de la juventud, una juventud que tiene el sentido común como bandera, que entiende que todos tienen los mismos problemas y los mismos derechos, vengan de donde vengan, con independencia de lo que piensen, de lo que voten o... de lo que hablen.

Aunque algunos no entendemos que sus principales impulsores no estuvieran al frente de las listas o respaldando públicamente mítines y apariciones públicas (¿No querían perder sus acomodaticias vidas? ¿No esperaban estos resultados y se escondían por si acaso?) “Ciudadanos” ha sabido acercarse a una nueva generación de jóvenes y a sus dificultades familiares, económicas o laborales. El problema para esta capa social no está en quién venció o perdió la Guerra Civil sino en pagar el piso encontrar un colegio en el que escolarizar a sus hijos o estirar la nómina hasta final de mes. Es gente que viaja y conoce otras culturas, que no permanece encerrada en las profundidades del pensamiento nacionalista, que conoce otras maneras de vivir y de pensar. Una nueva generación culta, que viaja y se relaciona con toda España y sin ver en ello ningún problema ha enviado a las catacumbas a una generación anclada en la posguerra.

Cabe desear que con estas elecciones germine una generación más abierta e ilusionada, dispuesta a tomar las riendas de su futuro mediante la participación en el juego político en vez de abstenerse de él. Esta ocasión debería ser la última en que tantos electores se quedan en casa por no encontrar un partido al que votar, aspecto al que todos los participantes en la vida política catalana deberían prestar mayor atención en este inmediato futuro que en el momento en que escribo se muestra complicado pues el tripartito que fue el problema se muestra sagazmente como la solución que no fue.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris