Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

Los obispos y Losantos

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 4 de noviembre de 2006, 06:53 h (CET)
Resulta de todo punto imposible, por mucha buena voluntad que uno ponga en ello, el poder aceptar ni uno de los argumentos que los que ahora piden saber que pasó el 11-M utilizan para lanzarlos como veladas acusaciones a quien todos imaginamos que van dirigidas. Cada vez añaden más elementos de confusión en un intento por engañar y manipular a la opinión pública con la ayuda de unos medios de comunicación que se aprovechan de la libertad de expresión como un vehículo para que sus mentiras y falsedades circulen por todas partes amparados por la más absoluta impunidad. Estos mal llamados periodistas son de la gama de aquellos que se plegaban a poner sus firmas bajo los comunicados del ministerio de la Gobernación dando con ello carácter de veracidad a la información que insertaban en sus periódicos y que emanaba del régimen de Franco, sin sentir el mínimo pudor por ello. Lo lamentable es que estos ejercen su profesión con la vitola de demócratas de toda la vida. Cuan gratuitamente se adjudica la condición de demócrata.

Pues bien, estos que así actúan no tienen lo que hay que tener para decir abiertamente, en vez de insinuar, aunque muy claramente, eso hay que reconocerlo, quienes creen ellos que fueron los causantes del 11-M con lo cual demuestran su cobardía, su falta de escrúpulos y de dignidad.

Ángeles Domínguez, presidenta de la minoritaria Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, en una entrevista con Jiménez Losantos, pidió que se investiguen las “nuevas pistas” que “algunos medios de comunicación como la COPE y El Mundo” han lanzado sobre este tema. Se referirá a lo del ácido bórico y a la cinta de la Orquesta Mondragón, porque que se sepa otras “pistas” no han aportado. A no ser que ahora aporten la del bicarbonato de sosa.

Pero capítulo aparte merecen las palabras de un desvergonzado, mentiroso, miserable y ruin, habrá adivinado que me refiero a Federico Jiménez Losantos, que se ha atrevido a decir de una madre, Pilar Manjón, que perdió a su hijo en el atentado del 11-M, que esta es partidaria de de celebrar el juicio por los atentados lo antes posible intentando con ello “tapar lo que no se ha averiguado”. Hace falta ser muy miserable para decir este tipo de cosas ante el dolor de una madre. Ahora veo porque uno de los hijos de Jiménez Losantos le dijo que si las cosas que decía en la radio las podía decir de otra forma.

Viendo esta actitud de Losantos y el apoyo que los obispo le dan, he llegado, como persona creyente, a la conclusión de que siempre he hecho bien creyendo en Dios pero nunca en aquellos que se arrogan su representación en la Tierra. Aunque hay excepciones. Pocas, pero las hay.

Noticias relacionadas

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer

Por qué Lucía no votará a Pedro Sánchez

Pedro Sánchez decidió duplicar gastos electorales y arrancarnos del bolsillo a los españoles alrededor 180 millones de euros
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris