Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

La Copa del Mundo, un 'suicidio' para todos

Jorge Dargel
Jorge Dargel
jueves, 2 de noviembre de 2006, 23:54 h (CET)
La selección española de balonmano disputó la pasada semana la Copa del Mundo celebrada en Suecia y en Alemania. Este torneo reúne a las mejores potencias de este deporte para preparar el inmediato Mundial, que se celebrará también en el país germano. Que las selecciones se preparen para esta cita entra dentro de lo normal, pero si vemos el calendario tan apretado que tienen los jugadores de las principales ligas, como la Asobal o la Bundesliga, parece un `suicidio´.

Quizás, sea paradójico cuando los futbolistas se quejen de la cantidad de partidos que disputan, pero deberían mirar hacia otros deportes como el balonmano o el baloncesto, donde se juegan habitualmente encuentros entre semana, sábados y domingos. Por ejemplo, en el balonmano, una temporada normal, los clubes que participan en competiciones europeas, llegan a jugar martes o miércoles la Liga y los fin de semana choques internaciones. Además, los compromisos con la selección son aún mayores, ya que los Mundiales y Europeos son cada dos años, es decir, se van intercalando un año Campeonato del Mundo y al siguiente de Europa. Pero la cosa no se queda ahí, pues a los mandatarios de la EHF se les ocurrió la `magnífica´ idea de crear la Copa del Mundo, dos meses antes del campeonato oficial.

Es difícil citar algún beneficio que conlleve la Copa del Mundo, ni si quiera el económico. Pienso que lo único que provoca es cargar aún más si se puede, a los mejores jugadores de balonmano del mundo. Que se lo pregunten a clubes como el Ciudad Real, Portland, Barcelona… qué opinan de este tipo de torneos. Si por algo está destacando este arranque liguero es por la cantidad de lesiones que se están produciendo, sobre todo, en conjuntos de primer nivel, como los manchegos o navarros. No sé si somos conscientes de que poseemos la mejor liga del mundo, con los mejores jugadores, muchos de ellos, internacionales por sus respectivos países. Otra inmediata consecuencia es la desvirtuación de las competiciones domésticas, ya que se para la Liga durante una semana, siendo imposible para muchos entrenadores, poder contar con gran parte de su plantilla o con hombres principales para su equipo. Si tenemos que seguir dando notas negativas, aquí va otra. Clubes que tienen numerosos internaciones son los principales perjudicados, al tener que dosificar a estos hombres para los encuentros ligueros. A bote pronto y claro reflejo de esto, el empate del Portland ante el Darien Logroño, un recién ascendido a la Asobal. A los navarros, líderes hasta anoche y que contaban con la baja de dos pilares, como son Nikolic y Kjelling, les puede costar muy caro este resultado vistas a la lucha por el título liguero.

La verdad, es difícil sacar algo bueno de la pasada Copa del Mundo. Pudo servir para probar jugadores o tácticas nuevas, pero lo más reseñable, fue la paupérrima imagen que mostró el combinado nacional. Los de Juan Carlos Pastor quedaron penúltimos, sólo por delante de Grecia, y gracias, pues vencieron por un tanto a la floja selección griega. A pesar del buen arranque, con dos victorias sobre Túnez y Grecia, se vio a un equipo nacional con graves crisis de juego, sobre todo, en la faceta ofensiva. De todos modos, no debemos caer en el pesimismo, pues el año pasado tampoco hicimos un buen papel y se terminó ganando el Mundial. Este mal torneo puede tener una fácil explicación. Los jugadores internaciones, la gran mayoría, jóvenes, están cargados de partidos. No es lo mismo para un jugador del Ciudad Real, por poner un ejemplo, que para uno del Montpellier francés. Digo esto por una sencilla razón. Los manchegos tienen que dejarse la piel cada encuentro, mientras que los franceses tienen choques menos dificultosos, dada la inferioridad de su liga. Esperemos que en enero y después de las Navidades, los nuestros estén descansados y puedan defender el título mundial. Pero desde aquí, ruego a los dirigentes del balonmano, cuiden a nuestros mejores jugadores para que sigan dándonos tantas alegrías.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris