Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

¡Cuánto cinismo!

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 3 de noviembre de 2006, 00:06 h (CET)
Cuando escucho las ya más que repetidas frases del presunto líder del PP, Mariano Rajoy, y las del líder de la extrema derecha, por delegación de Aznar, Ángel Acebes, no puede creer que estos dos individuos formaron parte de un Gobierno que llegó a negociar con los terroristas de ETA.

Acusan, critican, insultan al Gobierno atribuyéndole una serie de concesiones a ETA y de estar plegado a los dictados de los etarras. Cuando uno escucha este tipo de afirmaciones le cuesta creer que, como dice Acebes, el presidente del Gobierno deba comparecer en el Congreso para que explique sus negociaciones en la “mesa secreta” con ETA-Batasuna. Si realmente esta ocurriendo lo que dicen Rajoy y Acebes aquí no hay mesa secreta que valga sino todo lo contrario ya que al parecer es vox populi lo que en esa presunta “mesa secreta” se dice.

El presidente Zapatero ha sido claro y rotundo. Una vez más ha dicho que no se sentara en una mesa sin antes consultar con el Parlamento tal y como se comprometió con las fuerzas políticas que todas, menos el PP, dieron un voto de confianza al presidente. Evidentemente el presidente Zapatero se ha quejado, y no le falta razón, de la falta de apoyo del PP que no se corresponde con el apoyo que el PSOE prestó al Gobierno de Aznar, en la tregua de 1998. Desde luego la actitud que está observando el PP en este alto el fuego permanente de ETA choca frontalmente con lo que en aquellos momentos Zapatero le dijo a Aznar: “Nada me haría más feliz que acabar con ETA siendo tu presidente del Gobierno y yo líder de la oposición”. Eso es buena disposición, mejor generosidad y insuperable voluntad de apoyo. Lamentablemente el PP no está demostrando estar dispuesto a apoyar al Zapatero, su generosidad en lo que concierne al terrorismo solo es para con los etarras según manifestó Aznar en 1998 y su buena voluntad brilla por su ausencia. Su incomprensible actitud se concreta en una actitud cínica que al propio tiempo se convierte en una especie de falta de respeto a la inteligencia de la mayoría de los españoles.

En cualquier caso debo decir que no se los medios de contacto que el Gobierno pueda tener con la banda terrorista de ETA, pero cada vez tengo más claro, dada la fuerte y reiterada ofensiva que ha desencadenado el PP por romper el proceso de paz, que las cosas deben andar por buen camino y que el PP está haciendo lo posible y lo imposible por hacer que ese camino sea intransitable.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris