Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Además de pobre

J. D. Mez Madrid (Gerona)
Redacción
viernes, 3 de noviembre de 2006, 00:06 h (CET)
Las agresiones a las que han sido objeto las sedes y los dirigentes del PP en la precampaña y durante la campaña electoral no son unos incidentes aislados, sino el fiel reflejo del clima generado en Cataluña por una clase política que rubricó un acuerdo infame de exclusión del Partido Popular (Pacto del Tinell) que ahora se extiende a la calle.

Tales actos muestran hasta qué punto los discursos políticos que abogan por marginar a una formación democrática como el PP, que califican a los discrepantes del régimen nacionalista como anticatalanes y que, de forma cínica, condenan pero justifican las agresiones, calan en los extremistas, que se consideran legitimados para traducir en violencia las consignas incendiarias contra el PP y otros partidos no nacionalistas.

En estas condiciones, la campaña electoral en Cataluña, además de pobre, ha sido un ejercicio de hipocresía, puesto que algunos partidos no han tenido garantizada la igualdad con las demás formaciones para dirigirse a sus militantes y ciudadanos. Pese a que son algunos nacionalistas quienes hablan de la “mala calidad de la democracia española”, estamos hartos de oír quejarse del nacionalismo español, es precisamente donde ellos gobiernan o monopolizan la vida pública el ámbito en el que más deterioradas están las libertades públicas y los derechos individuales.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris