Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

El Estado regresa a la economía en Rusia

Marina Derabina
Redacción
jueves, 2 de noviembre de 2006, 06:43 h (CET)
En Rusia se asiste a la tendencia al crecimiento del intervencionismo estatal en la economía, advierten medios de prensa.

Los gigantes energéticos –Rosneft, Gazprom y Sistema Energético Unificado de Rusia (monopolista eléctrico)- se disponen a efectuar cuantiosas inversiones para adquirir participaciones en grandes compañías petroleras y eléctricas tanto nacionales como extranjeras.

Está a la vista que el Estado toma bajo su control el desarrollo de los sectores de importancia estratégica con el fin de reforzar las posiciones del país en los mercados mundiales. A mediados de 2006 en Rusia había 514 empresas federales estatales unitarias, instaladas en ramas estratégicas, y 548 sociedades con la participación mayoritaria del Estado.

Importa señalar que en los próximos años el Estado se dispone a constituir de 30 a 40 grandes holdings, siendo en los mismos accionista mayoritario. Por decreto del presidente Putin ya quedó creada la Corporación Aeronáutica Unificada (CAU). Dentro de poco los holdings estatales aparecerán en diversos sectores, entre ellos motores para aviones, material acorazado, equipos para plantas eléctricas y atómicas. Este fenómeno se observará asimismo en las industrias forestal y del automóvil.

Existen al menos tres vías para crear holdinds públicos. El Estado procedió a la constitución de la CAU, aportando al capital social de la misma un 75% de las acciones que poseía en las empresas aeronáuticas (el 25% de las acciones queda reservado para la empresa privada Irkut). Según el proyecto elaborado por la Agencia Federal de Industria, formarán parte del holding Material Acorazado y de Artillería, 20 empresas estatales, incluidos 11 centros de I+D. Las empresas estatales se transformarán en sociedades por acciones y los títulos de las mismas se aportarán al capital social de la sociedad Material Acorazado y de Artillería.

Además, el Estado se dispone a llevar la voz cantante en el sector de bienes de equipo para energía nuclear, a través de la constitución de un holding participado por Gazprom y SEU de Rusia.

Importa señalar que el Estado puede establecer el control sobre cualesquiera corporaciones sin proceder a la adquisición del paquete de acciones de control en la mismas, optando por reajustes en el personal directivo. Es significativo en este sentido el caso de la sociedad AvtoVAZ. El Estado aumentó su presencia en esta sociedad incorporando al consejo de administración la misma a varios ejecutivos de Rosoboronexport lo que dio pie a la compañía Centro de Gestión Corporativa AvtoVAZ, empresa que se desvelaría como jugador dominante en el mercado nacional de automóviles.

¿Qué objetivos busca alcanzar el Estado promoviendo tal estrategia? Lo principal es agilizar el crecimiento de la economía nacional y hacer más competitivas las mercancías rusas que se ofertan en los mercados mundiales.

En la década de los noventa del pasado siglo estaba extendida la opinión de que el Estado gestiona mal las propiedades que posee por lo que se planteó la tarea de reducir al mínimo la presencia estatal en la economía. Esta tesis se somete a revisión. Los directivos de grandes compañías públicas rusas aprendieron a fomentar la iniciativa privada. Una mayor participación del Estado en los sectores clave contribuiría a alcanzar el objetivo de crecimiento económico, llegaron a la conclusión compartida los representantes de los círculos políticos y empresariales.

Al propio tiempo resulta evidente que hubiera sido imposible alcanzar el objetivo de una mayor presencia del Estado en la economía, si no existiera la segunda tarea, o sea la de mejorar la competitividad internacional de mercancías rusas lo que facilitó a aumentar el intervensionismo estatal en la práctica totalidad de los sectores clave. Nadie pone en duda la necesidad de hacer más competitiva la economía rusa en los mercados mundiales, elevar la productividad del trabajo, modernizar las capacidades productivas instaladas, incrementar las inversiones en los fondos fijos y en la capacitación del personal. No obstante, la debilidad del sistema de protección de los derechos de propiedad, una infraestructura arcaica y las irregularidades en funcionamiento de las instituciones judiciales constituyen un óbice para aumentar la competitividad interna e internacional de la economía rusa. A consecuencia, en 2006 el Foro Económico Mundial asignó a Rusia el puesto número 62 en el mundo en cuanto a la competitividad (puesto número 53, en 2005).

La solución de estas tareas requiere de fuertes esfuerzos, suponiendo no pocos riesgos debidos al “carácter específico” de la economía rusa. Por extraño que parezca, pero el aparato burocrático nacional tardó poco en elaborar una nueva estrategia de actuación del país en los mercados mundiales. Se trata de la constitución de las corporaciones transnacionales controladas por el Estado o que desarrollen su actividad rigiéndose por las reglas del juego concordadas con la autoridad económica.

Además, el Estado vela por una mayor presencian de las sociedades rusas en los mercados globales. El pasado mes de septiembre el Vneshtorgbank (VTB), entidad de crédito controlada por el Estado, adquirió más del 5% de las acciones del consorcio europeo aeroespacial EADS y lleva el propósito de aumentar hasta un 10% su participación en el capital social de EADS. La CAU pública planea hacerse con las acciones en titularidad del VTB y aumentar hasta un 25% su participación en el consorcio europeo lo que crearía unas condiciones más favorables para los productores nacionales de material aeronáutico.

Los monopolistas naturales rusos –Gazprom y SEU de Rusia- se vuelcan para diversificar sus actividades económicas y aumentar su presencia en los mercados europeo y regionales. Gazprom se mantiene en la senda del aumento de su presencia en compañías distruibuidoras de gas, mientras el consorcio eléctrico apuesta por adquirir nuevas y nuevas participaciones en el capital social de plantas generadoras ubicadas en países colindantes de Rusia.

¿Surta el efecto deseado la aplicación de la nueva estrategia de intervensionismo estatal en la economía? Eso está por ver.

____________________

Marina Derabina, para RIA Novosti.


Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris