Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Negociar la paz, qué insolencia mental

José Luis Palomera
Redacción
jueves, 2 de noviembre de 2006, 06:43 h (CET)
Asombrado a más no poder,vivo cautivo por testigo de referencias, opiniones, y ejecuciones,un proceso de paz en un país sin guerra. Un gobierno de España, a más ignorante que dio esta nación, cientos de periodistas rancios y millares de dilapidados partidistas, asombran a quien, como yo, a los sucesos aplico lógica y a la lógica sucesos.

Si hoy sufro es por no ser alguien nombrado para poder hacer llegar estas reflexiones lógicas que a continuación dispongo al mayor número de personas.

Una vez afirmada por mi parte la insolencia mental de una negociación empírica, únicamente contemplada por mentalidades obtusas apenas consecuentes con el derecho a la vida, aplicaré un decálogo definitivo a mi lógica cósmica neutra. Si se entiende, nada he de explicar y si no se entiende, que expliquen los demás el suyo.

1º Quienes estén dispuestos negociar, reconocen que existe otra parte y a la vez, la existencia de la misma.

2º Nadie les obligó a tomar el camino de la ilegalidad, luego son ilegales a la propia existencia legal, para la que no cuentan como negociadores en ninguna de las disposiciones legales.

3º Si ETA ha estado matando tantos años, es porque en España alguien salía beneficiado de sus actuaciones criminales.

4º Si desean, porque entienden tenerlos, derechos o fueros nacionales vascos, que los hubiesen solicitado ante tribunales internacionales sobre la base de legalidad.

5º ETA no es nadie, excepto sombra de sombra ilegal, y aunque por sombra asesina, reconocerla es admitir sus asesinatos como una opción, debilitando así absolutamente todos los derechos fundamentales de los hombres a vivir libres. A las sombras se la extingue con la toda oscuridad. Darle luz como pretende el gobierno, es ceder ante el terror con la sangre de otros.

6º Si aceptamos el terrorismo como algo inhumano e ilegal, no podemos luego legalizarles con negociaciones en la legalidad.

7ª Si de verdad se desea acabar con el terrorismo, no se debe disponer la más mínima base que justifique su existencia, y si no existe, no se puede negociar que exista.

8º Negociar el mal llamado “problema vasco”, es aceptar que existe un problema que en nada afecta al ciudadano del pueblo español. Negociar que no nos asesinen es de gobiernos ruines, débiles e interesados en negociar.

9º El ciudadano tiene toda la legalidad para dar primero, conociendo como actúa ETA, y los asesinatos inocentes del pueblo que tiene sobre sus espaldas.

10º El problema del terrorismo Español no es ETA, es una parte de España.

Resumen: Son muchas las naciones europeas que han tenido el mismo problema y apenas les bastó unos años para proteger al pueblo de terroristas asesinos.

“El problema deja de serlo cuando nadie obtiene beneficios”

Disposición final:

Si se negocia con ETA, España dejará de ser un estado de derecho:

Reducir las penas a los terroristas por el mero hecho de serlo en detrimento de otros asesinos comunes, no se ajusta a derecho.

Negociar que dejen las armas cuando estar en poder de armas es un delito, no se ajusta a derecho.

Negociar a dos bandas el estatuto vasco ejerciendo una presión extra mientras en otras comunidades no es así, no se ajusta a derecho.

En acercamiento de los presos, no precisa de negociación alguna en cuanto la medida sólo afecta a los militantes de la banda armada, si se negocia con la banda, no se puede decir que no existe.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris