Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Para la reflexión

Elena Baeza Villena (Málaga)
Redacción
jueves, 2 de noviembre de 2006, 06:43 h (CET)
Comentando con un amigo el reportaje que ha publicado la televisión danesa, sobre el turismo del aborto en España, cosa que no nos ha cogido de sorpresa, éste sin pensárselo me dice: y si el médico le hubiera planteado a la madre que en lugar de ponerle la inyección al niño, para que le causara la muerte por parada cardiaca antes de ser extraído del útero, ¿Por qué no le dijo que podía ponerle la inyección a ella y salvar al niño? Yo me quedé impactada ante su respuesta. Pero es que lleva toda la razón. Tanto vale la vida del hijo como la de la madre. Por supuesto, que no estoy de acuerdo con mi amigo. Esto me ha hecho recordar una historia real de otra madre que fue a su médico diciéndole que quería abortar, porque era el quinto y económicamente no podía con otro más. Como no tuvo la desgracia de toparse con ninguna clínica abortiva de estas que cobran 4.000 euros por matar a un inocente, este señor, le preguntó cuántos años tiene tu hijo mayor? Ella le contestó que 9 años, entonces no hay problema, matamos al mayor que te supone más gastos y dejamos a este nacer que por el momento no te va a ocasionar tanto perjuicio económico. La madre, reaccionó rápidamente ¿ay! no, ni a uno ni a otro. Este auténtico profesional hizo reflexionar a la madre. Y, es que ni de siete meses, ni de uno, porque la vida humana tiene una continuidad fundamental desde la fecundación hasta el momento de la muerte natural.

Y sin olvidarnos que el artículo 145 del Código Penal vigente dispone que “el que produzca el aborto de una mujer, con su consentimiento, fuera de los casos permitidos por la Ley, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años e inhabilitación especial para ejercer cualquier profesión sanitaria. Si se cumpliera esta ley, habría bastantes profesionales, -por llamarlos de alguna manera- en prisión hace muchos años y muchos millones de niños en el mundo, que nos están faltando.

Noticias relacionadas

Reflexiones sobre Pascuas

Universidad en la diversidad

Donde hablamos de chaqueteros, incremento del paro catalán y otros

“Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos por hacer imposible lo posible”. (Bertrand Russell)

TV1 y R.M Mateo, al servicio incondicional de P.Sánchez

“El pueblo solo es soberano el día de las elecciones” Castelao

¡Ay Carmena!

En la locura de esta campaña electoral os miro a los “poderes emergentes” de aquella primavera ciudadana. No quiero emular a Quevedo, pero la actualidad dice que la temida locura ha entrado en vuestros reinos

​Alan y Allende

García se convirtió en el segundo presidente socialdemócrata en la historia americana en tirarse un tiro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris