Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Para la reflexión

Elena Baeza Villena (Málaga)
Redacción
jueves, 2 de noviembre de 2006, 06:43 h (CET)
Comentando con un amigo el reportaje que ha publicado la televisión danesa, sobre el turismo del aborto en España, cosa que no nos ha cogido de sorpresa, éste sin pensárselo me dice: y si el médico le hubiera planteado a la madre que en lugar de ponerle la inyección al niño, para que le causara la muerte por parada cardiaca antes de ser extraído del útero, ¿Por qué no le dijo que podía ponerle la inyección a ella y salvar al niño? Yo me quedé impactada ante su respuesta. Pero es que lleva toda la razón. Tanto vale la vida del hijo como la de la madre. Por supuesto, que no estoy de acuerdo con mi amigo. Esto me ha hecho recordar una historia real de otra madre que fue a su médico diciéndole que quería abortar, porque era el quinto y económicamente no podía con otro más. Como no tuvo la desgracia de toparse con ninguna clínica abortiva de estas que cobran 4.000 euros por matar a un inocente, este señor, le preguntó cuántos años tiene tu hijo mayor? Ella le contestó que 9 años, entonces no hay problema, matamos al mayor que te supone más gastos y dejamos a este nacer que por el momento no te va a ocasionar tanto perjuicio económico. La madre, reaccionó rápidamente ¿ay! no, ni a uno ni a otro. Este auténtico profesional hizo reflexionar a la madre. Y, es que ni de siete meses, ni de uno, porque la vida humana tiene una continuidad fundamental desde la fecundación hasta el momento de la muerte natural.

Y sin olvidarnos que el artículo 145 del Código Penal vigente dispone que “el que produzca el aborto de una mujer, con su consentimiento, fuera de los casos permitidos por la Ley, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años e inhabilitación especial para ejercer cualquier profesión sanitaria. Si se cumpliera esta ley, habría bastantes profesionales, -por llamarlos de alguna manera- en prisión hace muchos años y muchos millones de niños en el mundo, que nos están faltando.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris