Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Fútbol / Champions League. Grupo A   -   Sección:   Fútbol

Un gol de Drogba en el minuto 93 deja helado al Barcelona (2-2)

A los azulgranas se les escapa la revancha en un partido con grandes goles y polémica
Redacción
miércoles, 1 de noviembre de 2006, 07:07 h (CET)
Barcelona y Chelsea empataron a dos en un emocionante partido para recordar, correspondiente a la cuarta jornada del grupo A de la Liga de Campeones. Deco adelantó a los locales nada más comenzar. En el inicio de la segunda mitad llegó el empate de los ingleses con un magnífico tanto de Lampard, que se vería rubricado por otro de Gudjohnsen. Ya en el minuto 93 Drogba marcaba el definitivo e injusto 2-2. Los azulgranas todavía dependen de si mismos para pasar a la siguiente fase.

FICHA TÉCNICA
2- Barcelona: Valdés (3); Zambrotta (2), Puyol (2), Márquez (2), Gio (2), Motta (1), Xavi (2), Deco (3), Messi (3), Ronaldinho (3) y Gudjohnsen (2).
2- Chelsea: Hilario (3); Boulahrouz (2), Carvalho (2), Terry (3), A. Cole (3), Makelele (2), Essien (3), Lampard (2), Ballack (2), Drogba (3) y Robben (2).
Goles:1-0 Deco (min. 2), 1-1 Lampard (min. 52), 2-1 Gudjohnsen (min. 58), 2-2 Drogba (min. 93).
Cambios:Edmilson (2) por Motta (min. 57), Kalou (2) por Robben (min. 73), Joe Cole (2) por Boulahrouz (min. 75), Giuly (2) por Gudjohnsen (min. 76), Iniesta (2) por Xavi (min. 84), Ferreira (2) por Ballack (min. 94).
Árbitro: Stefano Farina (Italia) (1). Mostró cartulina amarilla a Lampard (min. 27), Robben (min. 29), Messi (min. 38), Ashley Cole (min. 38), Motta (min. 42), Gudjohnsen (min. 64), Edmilson (min. 65), Joe Cole (min. 81), Terry (min. 87) y a Essien (min. 89).
Incidencias: Partido de la cuarta jornada del grupo A de la Liga de Campeones. 90.191 espectadores en el Camp Nou, la segunda mejor entrada de la temporada. En la víspera de las elecciones catalanas se encontraban en el palco, entre otras personalidades, el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, los candidatos por el PSC, José Montilla; ERC, Josep Lluis Carod-Rovira, e ICV-EUiA, Joan Saura. También presenciaron el partido en lugar preferente, el seleccionador inglés Steve McClaren, el búlgaro, Hristo Stoichkov, y los entrenadores Bernd Schuster (Getafe) y Manuel Pellegrini (Villarreal).

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: El fútbol es espectáculo
El Barça-Chelsea fue un duelo de esos que hace afición. El partido tuvo todos los ingredientes para el espectáculo: un estadio lleno, goles fantásticos, mucha polémica, tensión hasta el último minuto e incluso un desenlace macabro, gol del empate en el descuento.

Lo peor: El árbitro y Mourinho
El colegiado italiano Stefano Farina dio un particular recital de silbato. Enseñó tarjetas a diestro y siniestro, con desigual criterio y con mucha confusión. Pero si el árbitro no estuvo a la altura del partido, Mourinho cumplió con su imagen de gran entrenador e impresentable persona. Se encargó de calentar previamente el encuentro, celebró el segundo gol como un hooligan, tirándose sobre el césped del Camp Nou, aún se permitió criticar la actitud de los azulgranas y para colmo, se negó a responder a las preguntas de los periodistas españoles.
El dato: El Barça depende de sí mismo
El empate ante el Chelsea no deja sin opciones al Barça para clasificarse para la siguiente ronda de la Champions League. El equipo azulgrana sigue dependiendo de sí mismo; a pesar de estar tercero con 5 puntos, si gana al Werder Bremen en casa y al Levski en Sofía sería segundo del grupo A.

Toni Castro / Barcelona

A diferencia del Chelsea-Barça de hace dos semanas en Stamford Bridge, el partido de la cuarta jornada del grupo A en el Camp Nou fue un espectáculo de primera categoría. Un partido de esos que tiene pendiente a medio mundo y que no defrauda, de los que cuando acaba ya tienes ganas de que se vuelvan a medir sobre el terreno de juego, de los que llenan estadios, de los que se ven goles de bella factura, de los que hay polémica arbitral, “tanganas” y tarjetas, y de los que en definitiva, enfrentan a dos grandes equipos del fútbol europeo, cuyo enfrentamiento ya está en vistas de convertirse en un clásico obligado.

Barcelona y Chelsea son dos conjuntos que se conocen bien. Por eso no hubo muchas sorpresas en los onces iniciales; Mourinho dejó fuera a Shevchenko, mítico atacante en horas bajas, para darle todo el protagonismo a Drogva y Robben, mientras que Rijkaard recuperaba a Messi e incluía a Motta en la medular.

El Barça salió con muchos ánimos al campo y sólo tardó dos minutos en abrir su cuenta particular. El protagonista del primer gol fue el portugués Deco, quien robó el balón, dio cinco toques y enganchó un tremendo disparo cruzado que se coló en la portería de Hilario. Era imparable. El tanto dejó tocado al equipo de Mourinho, que no podía respirar ante la agobiante presión azulgrana.

Entre las primeras provocaciones de los “blues” destacaba la calidad y el desparpajo de Messi por la derecha. El argentino se sacó de la chistera una magnífica acción que a punto estuvo en acabar en gol, pero que Ronaldinho no supo aprovechar, enviando alto su disparo. Y si no era el argentino, era Xavi, que aprovechando una gran combinación con Ronaldinho, envió un disparo ajustado al palo que Hilario desvió por centímetros.

Las acciones del Barça no cesaban, pero la sentencia no acababa de llegar. Mientras el colegiado italiano iniciaba su festival de tarjetas, amonestando a cuatro jugadores ya en la primera parte. Los ingleses solo llegaron por medio de Drogba y Robben en dos disparos que pusieron a prueba a Valdés que se encargó de sacar de forma brillante el posible empate.

Pero al inicio de la segunda parte llegó la igualada en el marcador. Lampard se inventó un gol para ver y grabar. El inglés recogió un pase colgado al segundo palo y, desde la línea de fondo, envió un balón perfecto que se coló directamente en la portería. Un gol sin ángulo, ante el que ni siquiera Valdés pudo hacer nada.

Poco le duraría la alegría al Chelsea, ya que seis minutos después Ronaldinho controló la pelota, le hizo un sombrero a su oponente y sirvió un pase impecable a un muy bien desmarcado Gudjohnsen. El criticado delantero islandés se encargó de poner otra vez por delante al Barcelona con el 2-1 en el marcador.

Los minutos pasaban y los ingleses se dedicaban a dar patadas, que se llevaban sus correspondientes tarjetas cuando el árbitro italiano no decidía ahorrárselas. En esto, el italiano decretó seis minutos de tiempo añadido y el espectáculo acabó con final macabro. Un balón colgado desde la derecha caía en los pies de Droga que remataba solo y colocaba el definitivo 2-2 en el minuto 93 de partido.

El Barça fue mejor, mereció ganar pero acabó empatando. Un siempre tranquilo Rijkaard corrió derecho al árbitro, “¿añades seis minutos y pitas cuando van cinco?, le diría. En el otro banquillo, Mourinho se levantaba del césped después de tirarse como un auténtico hooligan inglés para celebrar el empate de los suyos. Una noche de espectáculo futbolístico con final amargo, pero con la esperanza de que la segunda plaza del grupo todavía está al alcance.


SALA DE PRENSA
Rijkaard (entrenador Barcelona):

“Estoy satisfecho por el trabajo realizado por mis jugadores, aunque es una pena que hayamos dado facilidades para el contragolpe del rival, no haciendo faltas tácticas que a veces son necesarias. De todas formas, mis jugadores tienen una forma de jugar determinada y con algo de fortuna, debería haber sido suficiente para haber sumado los tres puntos en un partido que estaba para haberlo ganado. Ahora tenemos que ganar los dos partidos que nos restan para asegurarnos el pase a la siguiente ronda. El Chelsea es un gran equipo y lo ha demostrado. Jugaron un buen encuentro y la contundencia es una de sus características. Fue un partido igualado y es cierto que hubo fases de partido en las que no dominamos como solemos hacerlo. Del arbitraje no quiero hablar, aunque no es muy normal que se den seis minutos de descuento.”
Mourinho (entrenador Chelsea):

“Ha sido un resultado corto porque merecimos ganar, pero es bueno porque ya estamos clasificados y con dos o tres puntos más seremos primeros de grupo. El partido fue más duro mental que físicamente porque ha habido muchas tarjetas amarillas y porque muchos jugadores han buscado provocarlas y eso es más duro todavía. Ellos buscaban dejarnos con un jugador menos. Lo de Cole ha sido un malentendido. Me lo ha explicado el árbitro, la primera tarjeta era para Lampard y la segunda para Cole. Si Rijkaard está enfadado, yo lo estoy más porque he visto dos penaltis que no nos han pitado. Han tenida muchísima suerte. Su primer gol es un fallo nuestro y después todo el partido ha estado en nuestras manos. El equipo está feliz, lleva 13 partidos sin perder y es líder en este grupo, que es el más difícil. Veo a mi equipo maduro y preparado.”

Noticias relacionadas

Valverde: "La influencia de Cruyff sigue siendo muy grande en el día a día"

"Ahora hablamos todos de tener la pelota, pero la primera pretemproada fue terrible"

El Wanda Metropolitano estrenará césped para recibir al Barça

Los jugadores reclamaban el cambio tras varias lesiones

Solari renueva como entrenador del Real Madrid hasta 2021

Sustituía a Julen Lopetegui el pasado 29 de octubre

El Celta destituye a Antonio Mohamed y designa al portugués Miguel Cardoso nuevo entrenador

Había firmado el pasado verano por dos temporadas para reemplazar a Juan Carlos Unzué

El Real Zaragoza abandona los puestos de descenso tras remontar en Tarragona

En el 64, el conjunto maño logró darle la vuelta al encuentro gracias a un sensacional lanzamiento de falta de Pep Biel
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris