Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

Al hospital

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
jueves, 2 de noviembre de 2006, 06:59 h (CET)
A la velocidad a la que se lesionan nuestros jugadores, acabaremos pasando más tiempo en los hospitales que en los estadios de fútbol. Las crónicas de los partidos se sustituirán por otras de carreras con sillas de ruedas en los pasillos de las salas de espera. Y Luis Aragonés tendrá más fácil su trabajo, se acabará el eterno debate sobre quien debe ir a la Selección, porque simplemente habrá que convocar a los que no estén lesionados.

Lo cierto es que algo debe estar pasando para que ocurran tantas lesiones de extrema gravedad. Últimamente, la media de recuperación de los jugadores ronda los seis meses, lo que quiere decir despedirse de la temporada.

Uno se pone a pensar y lo primero que se le ocurre es que puede influir de forma importante el mal estado de los terrenos de juego, pero eso no es siempre la excusa porque la mayoría de las alfombras verdes de Primera división se encuentran en inmejorable estado. Otra de las opciones, y seguramente la causa de esta peligrosa plaga es el sobreesfuerzo al que están sometidos los jugadores o una mala preparación física que no sirve para afrontar el nivel de exigencias de la alta competición.

Es destacable observar que los equipos que más sufren estas lesiones son los que más competiciones disputan y por tanto mayor resistencia deberían tener. El Valencia es hoy por hoy el club más afectado por las lesiones, que ya parecen una enfermedad contagiosa. Otro dato curioso lo encontramos al fijarnos en las posiciones que ocupan dentro del terreno de juego los lesionados. Pocos defensas se encuentran en esta lista, todos juegan cerca del gol, Bodipo, Eto´o, Vicente, Gavilán, Maxi, Petrov…

Actualmente desde los servicios médicos de los clubes se trata de aumentar la potencia de los jugadores, lo que provoca un crecimiento de la musculatura. Cuando la fuerza que los músculos ejercen sobre los ligamentos es excesiva, llega la lesión. Todo esto debería conseguir que se replanteen los métodos de entrenamiento y los principios sobre los que se basa el fútbol actual, dónde prima la fuerza y la potencia sobre la técnica y la agilidad. Una fractura de este calibre supone una temporada perdida para el jugador y un mayor gasto económico para el club, pero cuando la lesión se repite varias veces, peligra seriamente la vida deportiva del jugador.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris