Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Revista-musica

''Me llena de tristeza comprobar el actual divorcio entre programadores y público''

Andreu Buenafuente
Redacción
martes, 31 de octubre de 2006, 23:00 h (CET)
Andreu Buenafuente, que hace pocos días recibió el Premio Ondas al mejor programa de entretenimiento de este año, es el comunicador televisivo más admirado por el público en los últimos años. Conocido su humor inteligente a la hora de sacar punta a cualquier tema de actualidad, ya dispone de una interesante bibliografía de los mejores monólogos a lo largo de su trayectoria profesional.

Ahora, inmerso en la pubertad de los cuarenta, sigue innovando con nuevos proyectos, como la galería fotográfica captura.org, combinado con el éxito de ‘Buenafuente’ las noches del martes a jueves, un programa que nació sin aires de grandeza y, poco a poco, consiguió desbancar a ‘Crónicas Marcianas’ hasta hacerlo desaparecer del ‘late night’.




Foto: Noemí de la Peña

Eduardo Cassano

En primer lugar, felicidades por los 200 programas que cumpliste en octubre. ¿Qué anécdotas recuerda con más cariño?

Un montón. La etapa actual está plagada de buenos e inolvidables momentos. La primera noche, Robbie Williams, el neng… Muchos. No quisiera quedar mal con nadie, porque todo el mundo ha dejado algo de lo suyo.

¿Y el peor momento, aquel en que piensas “tierra trágame”?

Nunca pienso eso. Nada es grave.
Hoy en día se critica mucho la parrilla televisiva pero, ¿tenemos la televisión que queremos, o la que nos dan y aceptamos sin más?

La que nos dan, sin lugar a dudas. Como amante de la tele, me llena de tristeza comprobar el actual divorcio entre programadores y público.

¿Qué es menos saludable, ver cualquier programa en horario normal o un buen programa de madrugada?

No me gusta dar consejos. Cada persona es libre de decidir y sabe (teóricamente), lo que más la conviene. No hay que descartar apagar la tele.

Además de presentar el programa ‘Buenafuente’, por lo que más te conoce la gente, también escribes, pintas y la afición por la fotografía te impulsó en el 2002 a crear el proyecto CAPTURA.ORG. ¿Qué significa para ti, es una forma de desconectar de todo, o algo más para no dejar de trabajar nunca?

Soy un inquieto impenitente. Me gusta comunicar con todos los medios a mi alcance. Puedo hacerlo y es un lujo.

De las 200 fotografías que has colgado tú, ¿tienes alguna favorita?

No,no. Cada uno es un fragmento de mí. De mi visión de las cosas.

Ver las fotografías y los videos que están expuestos en la web por todos los “capturadores” es altamente recomendado, especialmente después de la clásica sesión de fotos de amigos que uno siempre ve por compromiso. ¿Tuvo eso algo que ver en el proyecto?

Sí. Algo de eso hay. Me gusta compartir. Pensé : “¿Y si nos juntamos los amigos y ponemos en común nuestra pasión por las imágenes?”. Y la liamos. Me siento muy orgulloso. Captura es un inmenso banco de impactos vividos.

La primera etapa de captura.org (2002-2005) se llevó a una galería física en Barcelona y Madrid, tal como dices en la web, para acercar el proyecto a la gente que no usa habitualmente Internet. ¿Qué futuro inmediato le espera al proyecto?

Espero que mantenga su regularidad y esté atento a los continuos cambios del medio. Va a crecer, seguro. Pero no tenemos prisa y no ganamos dinero. Quiero recordar que es un proyecto benéfico. Cualquier beneficio irá destinado a fines humanitarios. Me gustaría publicar un libro.

El proyecto de la “nueva fotografía” nace fruto de la casualidad, cuando dices que te regalan una cámara y tu creatividad hace el resto. El Terrat nace de la obligación para poder gestionar y pagar a tus colaboradores (lo leí en otra entrevista), y como todo lo que has hecho anteriormente ha tiene éxito. ¿Qué viene ahora, tienes algún nuevo proyecto en marcha, o le faltan horas al día?

¿Proyectos?. Un montón. Trato de ordenarlos y darle prioridad en mi cabeza y con mi equipo. Viene mucha televisión, algo de teatro, algo de Internet y una peli en el horizonte. Una pasada.

Has hecho radio, televisión, cameos en cine, ahora fotografía, pero también has publicado libros y escrito columnas en prensa. Sólo te falta cantar...

Espere y verá.
¿Si tuvieras que elegir con lo que más has disfrutado, con qué te quedas?

Con dormir. Me encanta dormir. Es lo mejor del mundo, después de lo que todo sabemos.

Joaquín Sabina dice en su biografía que Julio Iglesias vende chorizos. ¿Tienes constancia de algún escritor se haya molestado con el éxito de ventas que tienen todos tus libros, quizás por envidia?

No se puede imaginar lo poco que me importa.

Qué consejo darías a esos jóvenes que ven tu programa, y tienen vocación de periodista, y además le gusta el buen humor y quieren seguir tus pasos. ¿Crees que es imprescindible tener una carrera universitaria o lo que de verdad importa es la voluntad que le ponga uno?

Lo más importante es tener un “proyecto” propio. Voz propia, estilo e ideas claras. Si se tiene eso, recomiendo luchar a muerte por preservar y hacer crecer ese proyecto. Contra viento y marea. Si uno es buen o, al final consigue sus objetivos.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris