Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Punto crítico   -   Sección:   Opinión

Políticos corruptos, cáncer social

Raúl Tristán

miércoles, 1 de noviembre de 2006, 04:32 h (CET)
¿Corrompe la política o acaso ocurre que son precisamente los gusanos infectos más corrompidos los que se decantan por dicha profesión?

¿Se encuentran todos los partidos envenenados por la ponzoña especuladora inmobiliaria?

El germen, el bacilo, el virus prevaricador, nepotista, ladrón, embaucador ¿ha contaminado las aguas embotelladas que beben nuestros próceres, ha contagiado la miasma a todos los prohombres?

¿Acaso algún municipio puede quedar libre de sospecha, algún consistorio puede enseñar sus manos y tirar la primera piedra?

Cabezas de ladrillo rigen nuestros destinos, sacos de cemento con manos, muchas manos que se tienden haciendo el egipcio.

Sinvergüenzas palurdos cuya única obsesión es cubrir sus retretes de oro, limpiar sus puercos traseros con billetes de a 500 eu... Malditos Caines que venden caro el futuro de sus gobernados, que arrasan bosques y playas, montañas y prados. Caballos de Atila que siembran tan sólo destrucción...

No, no son de un signo ni de otro, no son de derechas ni de izquierdas, son tan sólo serpientes egoístas, malversadores egocéntricos, cucarachas que nacen en la ciénaga y trepan por los pilares de hormigón hasta encaramarse al tejado de sus edificaciones, construcciones levantadas entre lodo y barro a golpe de billetero con la connivencia y colaboración necesaria de los amos y señores de las mayores y más grises empresas: las constructoras enriquecidas gracias a la manipulación y el engaño, a la extorsión, al chantaje...

Y ellos, orondos, en sus oropeles arropados, en sus fortunas purulentas cobijados, pasean sus ilustres nombres por las calles de sus paisanos mientras arrastran sus lenguas babeando el nombre de su benefactor, restregando sus traseros de pútridos gorrinos a la mayor gloria de El Ladrillazo S.L. o La Saca Cementera S.A. o Naturaleza Muerta S.A.L.

No, no son los partidos, son las personas, los individuos, los que se corrompen, si bien es verdad que los partidos deben de velar permanentemente, y extirpar el cáncer en cuanto se tiene el menor indicio de sus existencia... Y a veces, los partidos descuidan esa su tarea, y hacen la vista gorda, bien porque les interesa electoralmente no menear ciertos asuntos, evitar que salgan a la luz, bien porque parte de los exquisitos réditos van a parar directamente a la caja B, a los fondos reservados que gestionan para sufragar sus campañas de manipulación informativa.

Y también hay otro hecho bien cierto: en general, un buen político carente de ansias económicas suele ser aquel que, teniendo las espaldas cubiertas por sus negocios o quehaceres, se dedica al arte y ciencia de la política por deseo de modificar la realidad social y beneficiar a sus conciudadanos. Un donnadie ni donnada estará más tentado de ensuciar sus manos en las negras aguas fétidas de la bolsa de Judas.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris