Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Akelarre   -   Sección:   Opinión

Cante por soleares

Rafa García
Rafa García
@rafagarciak
miércoles, 1 de noviembre de 2006, 04:32 h (CET)
La propuesta que se trae entre manos la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, para que se grave económicamente a quienes consuman más de 60 litros de agua por habitante y día, me parece interesante, y positiva, porque pone de manifiesto que las autoridades españolas se han tomado muy en serio el tantas veces anunciado cambio climático.

El agua tiende a escasear, y todos los esfuerzos que se hagan para racionalizar su uso deben ser aplaudidos. Sin embargo, no dejo de reconocer que la medida me da un poco de miedo, o bastante, para ser exacto. Porque con la de gente poco aficionada a pasar por la ducha que todavía queda en este país, es probable que se dispare el número de individuos con penetrante y anestesiante olor a sudor. Y es que en materia de higiene corporal clasifico a las personas en cinco categorías: muy limpias, limpias, dudosas, guarras, y muy guarras. De todas ellas, únicamente me preocupan las dudosas; porque se trata de ese tipo de gente que se lava, pero que con una buena excusa podría dejar de hacerlo. Evidentemente, el dinero puede servir de coartada. Si el ahorrador en cuestión es nuestro compañero de trabajo, o el camarero del bar al que vamos a desayunar, nuestra estabilidad emocional puede estar en juego. Yo, desde luego, no soporto a esos individuos cuyas axilas tienen la fea costumbre de cantar por soleares.

Otro aficionado al cante es Mariano Rajoy, que en el cierre de la campaña catalana dijo que Piqué es el candidato más sensato, equilibrado, e inteligente. Si el catalán atesora estas tres virtudes, que creo que sí, es cuanto menos pintoresco que en su partido no le hagan ni puñetero caso. Que sujetos cuadriculados como Acebes o Aznar se encarguen de enmendarle la plana, resulta sencillamente bochornoso. Tanto como la eterna soledad que Gallardón vive en su partido; la dirección no puede perdonar que el alcalde de Madrid se comporte como un demócrata, como una persona normal. Por cierto, ¿les parece de recibo que ni Piqué ni Gallardón se dediquen a introducir bolígrafos por el canalillo del sujetador de las periodistas de Cuatro?

Y lo que son las cosas, ya estamos metidos casi de lleno en la campaña de navidad. Hace un calor de mil demonios donde resido, en Castellón, pero las fiestas están a la vuelta de la esquina. Lo que no tengo claro es si los promotores del boicot a los productos catalanes van dejarse oír nuevamente este año. Ojalá que no, ojalá que vuelva a reinar el sentido común. Ojalá que dejemos de hacer el ridículo a escala internacional. Alguien le tendría que explicar a Federico el justiciero que las barbaridades que pueda decir Carod Rovira no son achacables ni a Cataluña, ni a sus empresarios, ni tampoco a sus trabajadores.

Y por supuesto, a Carod Rovira, habría que recomendarle que no se meta en líos, que ponga en práctica con sus amigos aquello de “calladito estás más guapo“, y que en una larga temporada no se le ocurra volver viajar e Perpignan.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris