Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-teatro

Etiquetas:   Estreno   -   Sección:   Revista-teatro

Vivir a la Europea

Rafaela Rivas
Redacción
martes, 31 de octubre de 2006, 02:19 h (CET)
Àlex Rigola vuelve al Teatre Lliure con un Shakespeare solo apto para voyeurs El director del Teatre Lliure, Àlex Rigola, se encuentra por cuarta vez con Shakespeare. Después de habernos sorprendido en el último año con su adaptación de Ricardo III en esta ocasión se permite el lujo de hacerlo con Hamlet, concretamente Rigola titula su espectáculo “European House” (pròleg d’un Hamlet sense paraules). Y es que en este nuevo montaje que podría ser un posible prólogo a la obra más conocida de Shakespeare lo que no sobran son las palabras puesto que no hay (escasamente podemos encontrar en el espectáculo unas 10). Sonidos cuotidianos que pasan inadvertidos en nuestra vida diaria serán junto con los actores los protagonistas.

El espectáculo es un ejercicio de precisión en la interpretación y en la lectura de la “partitura musical” que han de seguir los actores que componen la compañía del Teatre Lliure, un equipo estable formado por Chantal Aimée que interpreta a una de las criadas, Pere Arquillé en el papel de Claudio, Joan Carreras en el papel de Hamlet, Pere Eugeni Font como el espectro, Àngela Jové que interpreta a otra criada, Nathalie Labiano en el papel de Gildenstern, Norbert Martínez en el papel de Rosencrantz, Sandra Monclús en el papel de Ofelia, Alícia Pérez como Gertrudis, Joan Raja que interpreta a Polonio, Eugeni Roig en el papel de Alertes y Ernest Villegas en el papel de Horacio.

Según declaró el director en rueda de prensa este espectáculo “nace en primer lugar de un espacio escénico y es después cuando se busca como involucrar el resto de componentes”. La escenografía que sostiene esta historia no es ni más ni menos que una impresionante casa, con sus tres plantas y sus 7 metros de altura. En cada uno de los habitáculos convive una serie de personajes que por casualidad o no se llaman como los personajes de la obra de Shakespeare: Hamlet, Ofelia, Gertrudis, Polonio, Horacio... No falta ninguno, ni siquiera el espectro que también aparece y desaparece. El argumento se ha creado a través de improvisaciones con los actores sobre el mismo Hamlet, en este caso adaptado a nuestra sociedad: un importante hombre de negocios acaba de morir y la viuda y su hijo vuelven a casa después del entierro...

Rigola opina que “actualmente la clase media es bastante burguesa en Europa, estamos más muertos que vivos porque no actuamos a no ser que nos toque muy directamente el problema y esto está más relacionado con la sociedad de la Edad Media que con la que nos tocaría”. Su espectáculo se desarrolla a partir de la reflexión de una familia que quiere romper con esta sociedad medieval y que quiere empezar a actuar, pero que a la vez esto le supone un problema. El director catalán nos muestra las diferentes actitudes de los personajes a modo de “ejercicio de voyeurismo para los espectadores” que se sentirán como si estuviesen mirando desde sus ventanas la intimidad de otras casas, como si fuesen el mismo “James Stewart de la Ventana indiscreta”. Un espectáculo de creación sin palabras donde se podrá ver y reflexionar a tiempo real sobre la familia, la comunicación, nuestra sociedad, la vida y la muerte.

El espectáculo, que ya se ha estrenado con éxito en el Festival de Temporada Alta de Girona , en Bordeaux, Düsseldorf y Berlín, se podrá ver en la Sala Fabià Puigserver del Teatre Lliure del 31 de octubre al 12 de noviembre.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris