Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-zonajoven

Etiquetas:   Estudiantes / Entrevista   -   Sección:   Revista-zonajoven

''Es duro al principio pero merece la pena porque es algo increíble''.

Paula San José, estudiante de Periodismo
Redacción
martes, 31 de octubre de 2006, 23:00 h (CET)
El programa Sócrates / Erasmus de la Unión Europea tiene como objetivo principal la movilidad de estudiantes entre los distintos países europeos. Para participar en este programa, los estudiantes deben estar cursando una carrera de grado medio o superior y haber completado su primer año de formación. Además, deben ser ciudadanos de uno de los estados miembros asociados al programa Sócrates.

Los alumnos admitidos cursan sus estudios durante un periodo de entre tres meses y un año en otro país europeo, y éstos son reconocidos en su universidad de origen una vez regresan.

La ayuda económica que reciben los elegidos consiste en una prestación de movilidad de la Comisión Europea, una bolsa de viaje de la propia Universidad, y subvenciones de la Comunidad Autónoma y del Ministerio de Educación. Los gastos de alojamiento y manutención en el extranjero corren a cargo del estudiante, así como su búsqueda y reserva.

Para muchos universitarios, el programa Erasmus les ofrece la ocasión de vivir por primera vez en un país extranjero. Sin embargo, no solo se aprende la cultura y costumbres del país anfitrión, sino que te ayuda a desenvolverte en una comunidad repleta de estudiantes de países diversos.

Paula San José, estudiante de Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, es una de las afortunadas que ha sido seleccionada para esta nueva convocatoria 2006/2007. Hace casi un mes que llegó a tierras danesas, concretamente a la ciudad de Aarhus, y desde allí, Paula nos cuenta como esta aprendiendo y disfrutando de esta experiencia:

Tomás Abril
¿Cuándo y porque surgió la idea de pedir una Beca Erasmus?

Surgió el año pasado mientras cursaba tercero de carrera como algo posible pero lejano, junto a unos amigos mios. La pedí porque me pareció una buena idea irme a estudiar fuera. Debido a mi carrera, creo que es importante saber idiomas y conocer otras culturas, otros países…Es importante conocer para poder opinar.

¿Qué tipo de pruebas tuviste que superar para estar entre las elegidas?

Creo que en primer lugar se tiene en cuenta el expediente académico. En el caso de mi universidad únicamente pueden pedirla los alumnos que vayan a cursar cuarto o quinto fuera. También hay que superar una prueba de inglés que consta de varias partes con examen oral incluido, listening, reading…

¿Cuál es la cantidad economica que recibes al mes como ayuda?

No lo sé exactamente ya que depende de la universidad, pero sé que mucho menos de lo que vamos a necesitar, algo irrisorio casi. Creo que son 100 o 150 euros al mes…

¿Confiabas en tus posibilidades a la hora de pedir la beca?

Pues, si te digo la verdad, la pedí pensando que no me la darían, porque en mi universidad hay muchísima gente y no hay demasidas plazas, pero tenía la esperanza claro.

¿Qué sentiste al verte entre los admitidos?

Emociones encontradas. Por una lado mucha alegría, por otro, miedo.

¿Miedo a qué?
A lo desconocido supongo, a un cambio de vida radical. Me daba un poco de vértigo la sensación de ver que me acercaba a un mundo nuevo y totalmente desconocido desde el que tenía que empezar desde cero. Pero estaba contenta claro, ya que es algo que no todo el mundo puede tener.

¿Por qué elegiste Dinamarca como destino y no otros países?

Porque se habla inglés. Para los erasmus las clases son en inglés y todo el mundo habla perfectamente el idioma. También porque me habian hablado muy bien del país.

¿Antes de emprender el viaje conociste a algún estudiante que fuera al misma ciudad?

A un chico via e-mail gracias a un alumno de la facultad que estaba en Aarhus en ese momento, y a una chica de mi facultad haciendo los papeleos.

¿Cómo fue el viaje hacia Dinamarca? ¿Alguna anécdota?

El primer avión, el que me llevaba a Copenhague, se retraso 3 horas porque un ala estaba rota y perdí el vuelo que me llevaba a Aarhus. Tuve que correr, cambiar los billetes…

¿Cómo recuerdas tu llegada?
La verdad es que fue genial, porque conocí esperando a una chica y a dos chicos que me acompañaron a cambiar los billetes. Ahora vivimos todos en la misma residencia. La primera noche me fui a cenar con aquella chica hasta bien tarde y estuvimos charlando bastante rato. Resulto ser una chica muy simpática y agradable. Tuve mucha suerte.

¿Y cómo fueron esos primeros días en tu nueva casa, tu nueva ciudad, tu nuevo entorno?

Los dos primeros días fueron muy malos, pero luego poco a poco todo fue mejor. Ahora echo mucho de menos a mi familia, amigos… pero estoy bien.

¿Cuándo comenzaron las clases en la universidad?

El 6 de septiembre. Aquí tienen un sistema muy diferente al nuestro. Es mucho mas práctico y las clases teóricas son menos, pero empiezan antes y tienen muchas menos vacaciones.

En el caso de surgir cualquier problema, ¿tienes algún tipo de ayuda?

Sí. Tenemos un mentor, alguien que te asignan para que vaya a buscarte a la estación, te ayude a hacer los papeles necesarios… Es de gran ayuda, sobre todo al principio cuando no sabes nada y no conoces a nadie.

Entre los estudiantes que vienen de otros países, ¿Qué nacionalidades predominan?

De todo. Hay alemanes, chinos, finlandeses, canadienses, suizos, ingleses…

¿Te estás encontrando con muchos españoles?

Muchisimos. Somos más que casi ningun otro grupo. Yo hablo con mucha más gente, pero por ejemplo, en la residencia estamos solo españoles y es imposible hablar inglés.

Supongo que habra fiestas, cenas, reuniones, eventos, viajes…

Sí, un poco de todo. Hace unos días estuvimos en Noruega un fin de semana. Fiestas hay varios días a lo largo de la semana. Ya se sabe como es la vida erasmus.

Después de casi 30 dias, ¿Cómo resumirías tu experiencia?

La verdad es que más positiva de lo que pensé. Es como si hubiera estado calentando motores y todo empezara ahora a despegar. Es una sensación extraña porque echo de menos muchas cosas, pero me siento bien, sobre todo por todo lo que estoy aprendiendo aquí y todo lo que vivo día a día.

¿Qué aconsejarias a aquellas personas que estén pensando en vivir esta experiencia, a los que dudan, a los que no saben que hacer?

Que hay que hacerlo sin pensarlo mucho, pero que no duden, porque quien no arriesga no gana. Hay que ser un poco valiente. Es duro al principio, pero sin duda merece la pena porque es algo increíble.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris