Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-zonajoven

Etiquetas:   Juventud y sueños   -   Sección:   Revista-zonajoven

Los sueños, ¿estás seguro que sueños son?

Jorge Badenes
Redacción
martes, 31 de octubre de 2006, 23:00 h (CET)
- El poeta afirmaba y tú, ¿tú qué dices?
- Te hago (me hago) dos preguntas: “cuándo empezamos a soñar?!” y “cuándo hemos dejado de hacerlo?!”
- La realidad nunca puede llegar a ofenderte si lo que tienes es por lo (poco) que has luchado.
- Si nunca has luchado por nada, ¿de qué te sorprendes?
- Y no me refiero a bienes materiales, estoy hablando de bienes “sensacionales” (sí, sensaciones, emociones, inquietudes).

Menos o más. Cada vez más los jóvenes tenemos menos ilusiones vitales, tomamos menos decisiones importantes, pintamos menos en esta sociedad (porque así lo decidimos con nuestro pasotismo acentuado), nos arriesgamos menos y albergamos menos posibilidades de vivir el día a día como soñábamos cuando éramos más jóvenes, más intrépidos, más alocados, más fantásticos, más aventureros... tal vez incluso más ambiciosos.

Dónde están los sueños que nos hicieron perder la cabeza por alguien que todavía no conocemos, enamorarnos de ciudades que aun no hemos visitado, deleitarnos despiertos de realidades que cada vez nos interesan menos, descubrir que no vivimos solos en el Mundo, y nunca lo hemos hecho.

Antes cerrabas los ojos tumbado en tu cama o simplemente caminabas por la calle y te imaginabas que, cada día al ser más mayor, vivirías un nuevo episodio de tu maravillosa e inigualable vida. Y mientras pensabas esto sonreías.

Ahora vives para el trabajo y trabajas para vivir, porque estás obligado a devolver ese crédito que necesitas para pagar tu nuevo coche, tu nueva casa, tu nueva boda, tu nuevo ordenador, tu nuevo móvil de última generación, tu nueva televisión, tu nueva consola y a veces incluso tu nueva, pero igual de rutinaria, vida.

Tal vez muchos hayan decidido cambiar esos sueños de juventud por disfrutar el fin de semana saliendo, bebiendo, bailando, drogándose y poco a poco matándose. Y esa es nuestra realidad; no la todos, pero sí la de la mayoría. No pretendamos engañar a nadie.

Y el problema es que no hay solución sino la buscamos nosotros; ¡sí, nosotros que no hacemos nada! Los mismos que no nos “movemos” más allá de lo justo. Y lo justo, asumiendo que tenemos todos los medios, todas las comodidades, todas las posibilidades, es injusto.

Por soñar soñaría levantarme y empezar a caminar, porque nunca es tarde, y todo empieza por uno mismo. Si no actúo no sirven para nada mis sueños y mucho menos mis palabras, “estas palabras”. Y no entiendo como carecemos tanto de motivaciones. Depende de nosotros mismos este cambio generacional.

Y por pedir pediría (me pediría) que nunca nadie dejara de creer que algún día puede ser, tener siempre metas que lograr, que ninguno pensara “no soy importante” y que todos quisieran de nuevo viajar, volver a empezar, sonreír, vivir, ilusionarse, emocionarse, disfrutar de la vida y por supuesto, soñar.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris