Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'Infiltrados': Scorsese en la conserva

Gonzalo G. Velasco
Gonzalo G. Velasco
martes, 19 de diciembre de 2006, 22:22 h (CET)
La última película de Martin Scorsese ha sumido a la mayor parte de la crítica en un orgasmo paroxístico que le ha impedido valorar sus meritos en justa medida. Como amante del buen cine, Scorsese me apasiona probablemente tanto como a ellos, pero eso no impide que Infiltrados me parezca una obra bastante mediocre dentro de su carrera. Y no se trata de que no esté, tal y como es habitual en el director americano, narrada de una manera impecable. Ni tampoco de que a su factura técnica, desde la fotografía, hasta el diseño de producción, pasando por la música y el montaje, se le pueda reprochar nada más grave que un quítame de allá esas pajas. Se trata, antes bien, de que con Infiltrados el tío Marty consolida esa triste, y para muchos indigesta, tendencia de su trayectoria más reciente a sacrificar el talento, la originalidad, e incluso su casi siempre sombrío discurso moral como recurso desesperado de alzarse con el Óscar.

Aunque todos aquellos lectores que hayan visto Juego Sucio (que es como en España se titula la película hongkonesa de Andy Lau y Alan Mak, Wu Jiao Dao, y no Infernal Affairs, su título en inglés), intuirán por donde van los tiros, trataré de explicarme mejor. Scorsese ha cogido una película asiática de gran éxito en su país, ha limado sus asperezas estéticas, le ha sumado un puñado de actores excelentes (mención especial para Leonardo Di Caprio y Mark Wahlberg, sencillamente impresionantes) y si bien ha respetado en general el esqueleto narrativo de la historia, ha ampliado su duración en más de una hora a fin de impostar una solemnidad shakespeariana que a duras penas encaja con las concesiones éticas del conjunto. Por un lado, introduce un triángulo sentimental inexistente en el film de Lau que aquí no hace sino entorpecer el drama y poner en un compromiso la credibilidad del argumento, por otro, sustituye el irónico y descreído desenlace del original por otro mucho más acorde con la moral tradicional de la maquina de sueños (no entraré en más detalles para no irritar a nadie), y para rematarla, se cubre las espaldas mediante una burda artimaña indigna de alguien como él: el autoplagio. Porque Infiltrados, dejémonos de fanatismos, no es más que un refrito de Casino y Uno de los Nuestros, dos de las películas más exitosas de su carrera, y no por casualidad. El esquema, el tono, los ambientes, el tratamiento de la violencia, los temas sobre el tapete, son los mismos. Incluso los actores, parecen clones de los de estas películas (Wahlberg en el papel de Joe Pesci, Nicholson, con matices, en el de De Niro, Di Caprio en el de Ray Liotta), soltando perlas de diálogo que podrían ser perfectamente intercambiables (un síntoma, en el fondo, de cierta torpeza y redundancia en lo referente a la caracterización de personajes).

Si a esta sensación de dèjá vu le sumamos el hecho de que la película dura demasiado, de que Jack Nicholson se pasa de histriónico, y de que Martin Scorsese es un director que tiene talento de sobra como para conformarse con un remake estilizado de una película buena pero tampoco tanto, el balance no puede (ni debe), ser tan excelso como nos intentan hacer ver. Esperemos que al menos Infiltrados se lleve el Óscar a la mejor dirección para que a Scorsese se le pase la ansiedad de premios y, esta vez sí, dé rienda suelta a su verdadero talento. El de Malas Calles. El de Toro Salvaje. El de Taxi Driver. Veremos.

Noticias relacionadas

Netflix España prepara nueva película con Daniel Sánchez Arévalo

Se estrenará en todo el mundo en 2019

El cine fantástico monopoliza los Premios en la IV Muestra de cine y creatividad del Centro Botín

El premio del público fue para “El escarabajo al final de la calle”

Disney celebra los 90 años de Mickey Mouse con una exposición

Un artista español participa en la muestra de Nueva York

Silvia Abril y Andreu Buenafuente presentarán los 33 Premios Goya

La actriz y cómica debutará como conductora

Javier Gutierrez, galardonado en el Festival Internacional de Cortometrajes de Valencia

'Zero' se lleva dos galardones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris