Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Con todo a su favor

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 28 de octubre de 2006, 20:01 h (CET)
En la tregua planteada por ETA en 1998 es innegable que el Partido Popular lo tuvo todo a su favor para poder haber conseguido algo positivo.

Pudo plantear el proceso negociador sin que nadie le criticara ni le recriminase cualquier paso que hubiera dado. Nadie intentó boicotear su deseo de negociar con ETA ni mucho menos haberle llamado protector de los terroristas por el mero hecho de negociar para conseguir la paz. Nadie le pidió, mucho menos le exigió, responsabilidades. Nadie le conminó a romper los contactos con los etarras. Todos los grupos políticos y medios de comunicación, sin ninguna excepción, le apoyaron. Nadie les acusó de estar potenciando a la banda terrorista. Nadie les echó en cara el que fuera ETA quien llevaba la iniciativa. Nadie les criticó por el hecho de acercar presos a las cárceles vascas. Nadie les reprochó el haber excarcelado a más de 400 terroristas. Muchos de ellos con delitos de sangre. Nadie les reprobó por haberse sentado a hablar con los representantes de ETA.

Es evidente que lo tuvieron mucho mejor que lo tiene Zapatero, y no supieron aprovechar el apoyo y el consentimiento de toda la sociedad española al dejar al Gobierno de Aznar el poder actuar libremente y sin ningún tipo de objeciones. En el actual alto el fuego de ETA el PP no es generoso con el Gobierno de Zapatero como pretendía serlo con los terroristas. Recordemos las palabras de Aznar: “Sabré ser generoso”. La mayoría de los medios de comunicación, todos ellos afines al Partido Popular, están haciendo lo posible y lo imposible para que el proceso de paz sea un fracaso. La Asociación de Víctimas del Terrorismo presidida por Alcaraz, se mantuvo al margen en la tregua de 1998 y ahora es una de las asociaciones más activas en lo que a negarse a que el proceso de paz se pueda desarrollar para intentar llegar a una situación de tranquilidad para todos los españoles.

Nadie, medianamente cuerdo, se mostró contento cuando ETA dio por finalizada la tregua. Hoy, con gran pesar, comprobamos como muchos se alegran de los desmanes de la kale borroca y de que ETA haya robado pistolas y revólveres. No pueden disimular su satisfacción aunque quisieran.

Cuando lo de 1998, había dos partes dispuestas a negociar una paz. Por una parte el Gobierno de Aznar, apoyado por todos, y ETA. Ahora son tres las partes implicadas: El Gobierno de Zapatero, ETA y el Partido Popular y su entorno mediático con su incomprensible actitud. Triste y lamentable.

Noticias relacionadas

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno

Al sol y a solas

Patios o cómo está el patio (I)

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris