Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al correr de la pluma   -   Sección:   Opinión

María, la que tapa los pozos

Francisco José Ramirez

sábado, 28 de octubre de 2006, 20:01 h (CET)
El saber popular posee un dicho que muestra a las claras la realidad argentina: 'después de muerto el niño, María tapa el pozo'. ¡Menuda comparación si la hay! Argentina sin lugar a dudas es igual a María, actúa después de ocurridas las tragedias.

Los casos que pueden ilustrar esta columna son muchísimos, pero veamos algunos que podrán ayudarnos a comprender esta lamentable característica nacional.

El más resonante de los últimos tiempos es el caso de la extraña desaparición de Jorge Julio López, quien fuera un testigo clave en el juicio que se le siguió al ex represor Miguel Etchecolatz durante la última dictadura militar (1976-1983).

El pasado 18 de septiembre Julio debía asistir a la audiencia para escuchar los alegatos del juicio, su hijo quedó en pasarlo a buscar pero al llegar a su domicilio López no estaba. Desde aquel día la sociedad se pronunció a favor de su aparición con una marcha a Plaza de Mayo, carteles por doquier, mensajes de texto en los celulares y otras acciones. Aún no hay noticias.

El gobernador la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, dijo con mucho acierto que López es el 'primer desaparecido de la democracia'. El tirón de orejas no tardó: desde el Gobierno nacional lo obligaron a retractarse, pero lo cierto que es que Julio no aparece y tampoco existen pistas seguras que puedan conducir a su aparición.

María, una vez más sacó su pala y comenzó a tapar el pozo: dado el gran debate que se produjo en torno a la desaparición de López y la inexistencia de una custodia para testigos claves, el Poder Ejecutivo dispuso vía el decreto 2.475 la puesta en marcha del 'programa de vigilancia y atención de testigos en grado de exposición'. ¿Tenía que desaparecer López para que esta iniciativa fuera puesta en marcha? ¿Era mucho pedir que una patrulla se apostara en la puerta de la casa? No era más fácil que, por un tiempo, algún ministro, diputado, senador, ex presidente o embajador cediera alguno de los efectivos policiales que se encargan de su guarda para custodiar a López. Si a la Policía la pagamos todos, por qué no se protegió al ciudadano.

Otro de los casos en los que las manos de María acudieron a tapar el pozo fue el secuestro y posterior asesinato del joven Axel Blumberg. Hizo falta una marcha multitudinaria al Congreso, convocada por su padre, para que la dirigencia, a veces insomne, intervenga y sancionara algunas leyes para luchar contra la inseguridad.

Si retrocedemos en el tiempo encontraremos que tras la muerte del soldado Omar Carrasco, en un cuartel patagónico, fue abolida la obligatoriedad del servicio militar concretada en la reforma constitucional de 1994.

La pregunta que surge a las claras es por qué los políticos, esa clase dirigente que se acuerda de la gente en épocas electorales, actúa según la coyuntura. La crisis que sobrevino al gobierno de Fernando De la Rúa 1999-2001) trajo el lema 'que se vayan todos' y bajo el de 'la nueva política' pareció que todo cambió. Que ahora sí estábamos en un país en serio. ¿Qué pasó con todo eso?

Según declaró el presidente Néstor Carlos Kirchner la propuesta para sus años de gestión era lograr transformar al país. Algunos indicadores económicos parecen darle la razón, pero todavía quedan pendientes la desocupación, la pobreza, la inseguridad, la educación y la lista sigue.

Si la intención transformadora del Presidente es en serio, además de solucionar los temas coyunturales, por qué no solucionar los problemas estructurales, que hace años están pendientes y parece que así seguirán. Es hora, entonces, de dejar de lado la imagen de María tapando pozos y cambiarla por la de un argentino o argentina, edificando los cimientos de un país mejor.

Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris