Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Carta abierta a Carme Chacón, la Psoseída

José Luis Palomera
Redacción
sábado, 28 de octubre de 2006, 04:34 h (CET)
Poco veces he visto, tan pocas que ninguna, reflejar en la cara la posesión de todo el alma adoctrinada a una idea, este es el caso de su señoría diputada, Carme Chacón, que junto a José Blanco parecen estar sedados de por vida con PSOE-vitis.

Con la boina, perdón, con la venia, he de decirle a su señoría, diputada en cuestión, mitad mujer mitad política, así la veo yo, lo siguiente.

Usted no admite más verdad que la verdad que le interesa, dando por supuesto que no hay partido más legal guapo y honrado que su partido ,cosa que no me parece mal para eso le pagan. Ahora bien atreverse a decir a millones de Españoles, simpatizantes del PP, que no deseamos un proceso de paz en España, yo no se lo consiento.

Pregonar como usted pregona en los medios de comunicación que al partido Popular no le interesa la Paz ya que no apoya a su partido, en el proceso de paz, y vista gorda, que lleva a cabo no me parece más que un fanatismo hacía lo propio sin tener en cuenta que lo propio es todo menos verdad.

Hoy mismo en T5 junto al periodista Alfonso Rojo y otro caballero , no cejaba usted de desbarrar, cuando se mencionaba el robo de pistolas por supuestos etarras, la frase tan manida de “Y tu PP más, y tu PP más”.
Se le nota que tiene la lección muy bien aprendida y que lleva a las mil maravillas las consignas del pasiego Rubalcaba, es decir, los fallos propios, son por errores de los demás y los aciertos por virtudes propias.

Pues bien, señora diputada si usted tiene potestad para decir en los medios públicos lo que se la venga en gana, yo como afectado la diré varias cosas:

Primero, para que no se la olvide jamás por muy Psoseída que se encuentre, los populares sus votantes y simpatizantes desean la paz más que nadie, sin embargo, el partido popular entiende la paz como pago íntegro del daño causado por los terroristas, sin condiciones previas ni concesiones políticas, además de ser las víctimas quienes lideren en todo caso el supuesto proceso...

Está claro, señora Chacón, seguro, seguro, de verdad usted lo tiene claro.

Pues bien, una vez que usted lo tiene claro, voy a enumerar la diferencia que existe entre su plan de paz y el que deseamos millones de Españoles.

En primer lugar, decirle que su plan lleva a las víctimas en los furgones de cola al ser ustedes refrendados por el congreso que nada, absolutamente nada, tiene que ver con el refrendo en todo caso de las víctimas.

Ningún congreso del mundo, diputados, reyes, presidentes, o senadores, pueden decidir por las víctimas, otra cosa es que se haga para desgracia de todas las víctimas de la Tierra.

En segundo lugar, nosotros entendemos por negociación todo aquello que se negocia, valga la redundancia, en un clima de paz, abandono absoluto de las armas, cese de toda violencia, además como primer e imprescindible paso, que los asesinos pidan públicamente perdón a todas las víctimas.

Esto hoy no se da.

Y por último entendemos, entiendo que todas las comunidades españolas tienen el mismo derecho a que se les respete sus opiniones y peticiones, si se propusiesen, sin necesidad de ser comunidades donde los terroristas imponen o no las negociaciones qué han de llevarse acabo como ocurre en la comunidad vasca.

Verá usted, señora Chacón, que el partido popular no apoya su plan por que en nada se parece al plan propio, esto no quiere decir, como dice usted, a conciencia de que lo dice y hace daño, que los populares no queremos la paz.

Usted puede bien decir, que los populares presentan un plan de paz mucho más exigente que el suyo, ya que entendemos que con la violencia sólo se dialoga cuando estén todos los criminales entre rejas, cuando no coexistan armas de matar alguna en sus manos, cuando cese toda violencia y por último, recuerde usted bien esto, por último, cuando la víctimas, principales valedoras del proceso, no den el para bien para “negociar” con la sangre de sus seres queridos...

Ustedes no lo hacen así, allá ustedes con su conciencia, pero no le permito que tache a los que nos sentimos identificado con los populares de trasgresores, de no querer la paz, “alegrarnos” de sí ETA vuelve y demás payasadas que salen, entre otros, de su pálida boca. Mas respeto, al pueblo sin el cual usted.... Mas respeto, al pueblo, del cual usted cobra por ser servidora se supone desinteresada de políticas partidistas alguna.

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris