Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El espectador   -   Sección:   Opinión

¡Que viva la competencia!

Jorge Hernández

viernes, 27 de octubre de 2006, 02:26 h (CET)
O sea, que Bruselas va a expedientar al Gobierno de Zapatero por poner impedimentos y dificultar la OPA de E.ON a Endesa. Espero, qué menos que después de esta infracción, que a ZP le quiten algunos puntos en su carné de presidente... Creo recordar que fue Confucio quien dijo aquello de que aquel que busque venganza, debe cavar dos tumbas: la de su enemigo... y la suya propia. Espero que se aplique el cuento el inquilino de La Moncloa.

Es decir, que ahora que creíamos que el mundo estaba cada vez más globalizado, justo cuando pensábamos que éramos un mercado único, justo cuando creíamos que el capital y el trabajo podían circular libremente por la Unión Europea, cuando creíamos que las fronteras en la UE habían desaparecido… justo entonces, renace el nacionalismo económico más exacerbado. Acabáramos. ¿Para qué sirve entonces la Unión Europea?¿Qué más da que el propietario de la empresa sea italiano, alemán o español? ¿Alguien cree que a los americanos les importa si el amo de la fábrica de coches es de Nevada o de California? La respuesta es 'no' porque ellos sí se creen su proyecto común.

Sólo el equipo de fútbol mediocre busca desesperado los favores arbitrales. El que es bueno de verdad confía en sus propias armas. Lo mismo pasa con las empresas: sólo los 'lobbies' de los sectores menos preparados presionan a su gobierno para que adopte medidas proteccionistas. Una de las primeras cosas que se aprende en la Facultad de Economía es que si los extranjeros son los que ponen aranceles sobre nuestros productos, es bastante poco inteligente tomar represalias y hacer lo mismo. La razón es que eso perjudica a nuestros ciudadanos, que van a tener que pagar mucho más por los mismos bienes. En este sentido, las palabras de Confucio son iluminadoras: ¡quien busque la venganza, deberá cavar dos tumbas!

Así que ya ven, en lugar de hacer caso a los principios básicos de la economía, absolutamente preclaros desde el siglo XVIII o de escuchar el sabio consejo de Confucio, el Gobierno de Zapatero parece querer cavar nuestra tumba económica. Si Europa quiere tener un futuro próspero ha de hacer justo lo que hizo ayer Bruselas. Ha llegado la hora de que la Comisión Europea haga algo más que pronunciar bonitos discursos y sancione como es debido a los estados proteccionistas. Es hora de fomentar la competitividad de nuestras empresas y es hora de hacerlo a través del mejor mecanismo ideado por el hombre: ¡la competencia!

Así que Zapatero ya sabe lo que tiene que hacer, agachar las orejas y pagar la multa que le impondrá la Unión Europea. Porque aquí no valen incompetentes, mire usted. Contra la incompetencia: ¡competencia!

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris