Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Lobo pero con piel de cordero

Jesús Domingo Martínez (Gerona)
Redacción
viernes, 27 de octubre de 2006, 02:26 h (CET)
La polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía, incluida en la Ley Orgánica de Educación (LOE) aprobada en abril, ya tiene horarios y contenidos para la etapa de primaria (de 6 a 12 años).

En el último borrador del real decreto que ha elaborado el Gobierno se establecen los programas, en ellos quedan establecidos los contenidos de esta asignatura, recordemos que estos contenidos han representado uno de los desencuentros entre el Gobierno, organizaciones empresariales, asociaciones de padres de alumnos, la Iglesia católica, etc. El problema se considera tan grave que los obispos han asegurado que no descartan aconsejar a los padres la objeción de conciencia contra ella si finalmente su temario incluye enseñanzas sobre opciones éticas y morales.

Algunos medios próximos al Gobierno anuncian que la redacción del borrador del real decreto es muy general en cuanto a contenidos, sí hace pensar que se va a entrar en estos temas. El temario se dividirá en tres grandes bloques. El primero, Individuos y Relaciones Interpersonales y Sociales, propone, entre otras cosas, "un modelo de relaciones basado en el reconocimiento de la dignidad de todas las personas, del respeto al otro aunque mantenga opiniones y creencias distintas de las propias". La Vida en Comunidad trata de la convivencia en las relaciones con el entorno, de los valores cívicos de la sociedad democrática (respeto, tolerancia, solidaridad, justicia, ayuda mutua, cooperación y cultura de la paz), de la forma de abordar la convivencia y el conflicto dentro de la familia, el centro escolar o el grupo de amigos. Finalmente, Vivir en Sociedad propone la necesidad y el conocimiento de las normas y principios de convivencia establecidos en la Constitución. Dicho así parece inofensivo, pero en el primer apartado y para los niños preadolescentes ya se establecen los mal llamados matrimonios homosexuales como algo normal, como una situación familiar distinta, que se debe aceptar, que las relaciones homosexuales son una realidad natural a favorecer y practicar en una sociedad avanzada. Se establece como principio básico la ideología de género, etc. Nos lo presentan como cordero, pero en su interior hay un lobo.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris