Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El ateneo deportivo   -   Sección:  

La copa como una obligación

Enrique Salvatierra
Enrique Salvatierra
jueves, 26 de octubre de 2006, 21:52 h (CET)
Así es como se ve la Copa del Rey estos últimos años. Este trofeo, que define al campeón de España, ha perdido toda la reputación que tenía, sobre todo desde que Villar subió al trono de la Federación Española de Fútbol. Hay que irse muy atrás para ver como los equipos importantes se planteaban la Copa como un trofeo importante, cuya consecución era uno de los objetivos de la temporada. Muy al contrario de lo que vemos ahora, donde estos equipos ven esta competición como algo secundario, una especie de as en la manga que tienen para contentar a la afición por si las grandes competiciones (Liga y Champions) fallan.

Otro cantar suena para los equipos “mediocres”, cuyas aspiraciones de conseguir algún título pasan por dejarse la piel en este torneo, en el que los grandes dejan a relucir todas sus carencias, las cuales ellos deben aprovechar. Otro factor importante para estos equipos es su participación en la UEFA si logran llevarse el título a sus vitrinas. Este es el mayor premio para unos equipos que si aprecian un torneo que revela al verdadero campeón de España.

Y que decir para los equipos de Segunda división o de Segunda división B, que ven la Copa del Rey como una oportunidad única de darse a conocer y de enfrentarse a rivales de talla mundial. Para ellos, el hecho de recibir a un equipo de gran nivel supone contentar a su afición, pero sobre todo, supone llenar y sanear las arcas del club para todo el año.

Aunque la realidad de todo esto es muy distinta. Lo mejor para devolverle a este campeonato el prestigio que se merece es realizar todas las eliminatorias a partido único. Con esto se consigue la emoción de un torneo prestigioso, y además, hace que los equipos grandes no se tomen el hecho de jugar la Copa como una obligación, sino que pongan en ella el mismo empeño que ponen en un partido de Liga o de Champions. A pesar de todo, esta temporada sigue todo igual, por lo que volveremos a vivir una Copa del Rey sin sobresaltos, y lo más importancia, sin relevancia.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris