Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A pie de calle   -   Sección:   Opinión

Cinecosas

Paco Milla
Paco Milla
jueves, 26 de octubre de 2006, 02:27 h (CET)
- Mira, enano… ¿conoces a esta chica que aparece en la foto del periódico?

- Claro, papá es Pepélope.

- ¿Cómo Pepelope? Ya va siendo hora de que aprendamos a hablar. Cuatro años, son cuatro años, machote. Se llama Pe-né-lo-pe.

- Ah, eso, sí.

- ¿Y tú recuerdas que estuviste con ella hace un año en al pueblo?

- Ziii, que ziii, que ya me enseñazte la foto mil vecez.

Esta conversación tuvo lugar hace una hora escasa, entre mi chavalillo y yo, porque tomando unas sidras, con una mujer con la que vivo hace 20 años (un honor para mi) y nuestro hijo pequeño, vimos que en el periódico del día, aparece la entrega de Premios Príncipe de Asturias y en la cual 'Pedrooo' y Penélope acudían cogidos de la mano a dicha entrega.

Él, la reconoció de inmediato.

No hace tanto tiempo que estando nosotros de vacaciones y saliendo ella de la relojería de Abellán, se quedó unos segundos mirando hacia el crío y le dijo: "Niño… ¿cómo te llamas? ¿Vienes conmigo mientras me maquillo?"

Su 'caravana de estética' se encontraba frente a nuestra casa, durante el rodaje de 'Volver' y solo le dije: ningún problema, va contigo si alguien de tu equipo le hace unos fotos con esta cámara (la mía), a lo que ella accedió, no sin antes dejar bien claro con su mirada, que ella estaba interesada en el crío, pero no en el padre, ya que nunca me miró a la cara.

Efectivamente, el niño estuvo con ella toda la sesión de maquillaje y, efectivamente también, cumplió su palabra de hacerse fotos con él.

Estas, al menos, sí las tenemos y recordamos con agrado, dado el carácter 'madrero' en grado sumo, que demostró Penélope con nuestro hijo y con cualquier bebe o crío que se le puso a tiro, durante su estancia en tierras manchegas.

Hay otras fotos, que a pesar que si se hicieron, no las podemos disfrutar. Por ejemplo, cuando una amiga me metió de extra en la película de Garci y Alfredo Landa, 'Historia de un beso' y mira que los demás extras ya me avisaban: "¡No le pidas fotos a Landa que se gasta muy mala leche...!" ¡Vale, y yo también, pero a veces los de fuerte carácter tenemos momentos buenos, coño!

Efectivamente, oiga. En el antiguo balneario de Las Caldas (antiguamente los señoritos norteños quitaban allí el stress) y ante un día gris, plomizo y lluvioso que no permitía rodar exteriores, me dije: "¡Esta es la mía!"

"Alfredo, maestro, ¿usted me permitiría hacer unas fotos?" A lo que el 'perro que mordía' (según los extras de la peli), contestó: "Sí hombre, no hay problema".

A la tercera o cuarta me dice: "Oye, casi mejor que le dejes la máquina a este chico de iluminación y te pones conmigo".

- Joer, un placer, oiga, eso está hecho, –dije-.

Aquel iluminador se hinchó de hacer instantáneas, y yo tan contento. Queramos o no “el Landa” es la correa de transmisión del cine español entre la época franquista y el presente, teniendo como punto intermedio el “Crak”, que demuestra que lo metas en el registro que lo metas, el Alfredo es exactamente eso.. un crak.

Otra cosa diría del Garci, de marras, ya que después de pasar una noche en vela rodando una escena de opera en el Palacio del Gobierno astur, frente al Campillín en 33664577558 tomas fue a coger la única en la que yo no aparecía… que ya me lo estoy imaginando… ¿veis a ese cara de pan de pueblo que está con una señorita en el balcón de la izquierda, caracterizado con pajarita y bigote y con incipiente calvicie, fumando un puro? Pues a ese no lo saquéis. Que sí, que sí, que estoy seguro que fue así.

Y yo contándole a mi mujer el día del estreno: "Oye, que no vayas a pensar que estuve en otro sitio aquella noche… ¡que estaba en la peli, coño!"

- Ya, ya, pero que no se te ve –decía ella-.

"Garci, me la debes, esta me la debes", pensaba yo.

Hace escasos meses, esta amiga que cito antes (antigua deportista y alumna, muy diestra en la defensa personal) me llama: "Oye, van a rodar en Gijón una peli lo hermanos Ulloa. ¿Te apuntas? Se llamará Pudor".

- Bueno, si es por las mañanas el rodaje, ya sabes que sí.

Fotos y más fotos, que supongo nadie mirará ni admirará, y eso sin duda es buena señal.

De todo este relato, solo tres cosas a remarcar:

Primera: En la época en que Garci sitúa la película, los escotes femeninos eran anchos y prolongados, con lo cual pudimos disfrutar de bellos paisajes y orondos pechos, tras las finas gasas de los vestidos de época que las extras lucían orgullosas.

Segunda: Nancho Novo estuvo dos horas largas concentrándose, aislado del grupo de rodaje y sentado en el escaparate de Cortefiel, en que había perdido un ser querido en un accidente moto y minutos después, en el rodaje de la escena consiguió llorar el cabrito… ¡que yo no sabía que antes de llorar se concentraban en el hecho en si!… y otra cosa, oigan…

Tercera: ¡Que las fotos de Alfredo Landa en Las Caldas nunca salieron, ya que a la jefa de mi casa se le olvidó poner carrete, a pesar de que la maquina marcara la numeración como si lo tuviera!

¿Se imaginan la cara de la chavala encargada de revelar cuando llegué a recoger las 'afotos' con el protagonista de 'Vente a Alemania, Pepe'?

Pues eso… y digo yo: "canijo, ¿como puedes llamar 'Pepélope' a una actriz española, que está a punto de recoger un Oscar en 'Joliwu' a la mejor actriz por hacer y decir (eso si, de forma natural) lo que tu abuela o cualquier otra mujer del pueblo, ha hecho y dicho durante toda su vida?"

- ¡Hala, ponte a estudiar, para ser un hombre del mañana! Joer.

- Vale, papá, pero ¿yugamoz al jurgo en el pazillo?

- Pues claro, campeón, claro que jugamos. Un honor ser el partenaire de quien a los cuatro años tiene 7 fotos con la “Pe” hollywoodiense. Y el tío, no se da un pijo de importancia. Otro crak este enano. ¡Ya te digo!

Si alguien quiere ver las fotos, ya sabéis mi correo, está bajo la foto. Hala, ciao.

Noticias relacionadas

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse

En un mundo de fugitivos

Es asombroso observar que esta humanidad globalizada todavía no sepa vivir armónicamente

La campaña contra la violencia de género

No parece que esté teniendo mucho éxito: siguen muriendo mujeres

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris