Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Cervantes, indefenso en el 'Parlament'

Pascual Falces
Pascual Falces
jueves, 26 de octubre de 2006, 02:27 h (CET)
Véase como se vea, ese idioma alcanzó su esplendor durante el S. XVI, cuando, en pleno Siglo de Oro, llegó con los castellanos que atravesaron la Mar Oceana a lo que se dio en llamar el Nuevo Mundo. Sobra toda ponderación sobre el mismo cuando ahí están las bibliotecas del mundo entero por un lado, y los quinientos millones de seres humanos que se sirven de él como medio de comunicación. ¿Necesita defensa su riqueza –universal- frente las acometidas del inglés, el chino o el indio –que, a su vez, comprenden múltiples leguajes-? Recientemente se ha vivido una controversia legislativa en el Senado estadounidense por mantener la anglofonía oficial del país frente a la incorporación de la millonaria y creciente progresión de hispanohablantes. ¿Se puede comprender? Pronto, serán el 25% de la población... Aunque nos queda lejos, el crecimiento demográfico de una y otra forma de expresión, hace presentir que la mayoritaria participación de votantes impondrá sus criterios. ¡Qué político no se siente atraído por el llamado voto hispano!

Ahora bien, en este lado del Atlántico, por incomprensible que resulte, el parlamento catalán que salga de las inminentes elecciones, según la nueva redacción del estatuto de autonomía, puede no tener en sus bancadas a nadie que defienda el bilingüismo de la ciudadanía catalana. La creciente euforia nacionalista, desde los tiempos del “Jordi”, puede dar lugar a esa realidad, y, paradójicamente, tener varios parlamentarios del “Partido Antitaurino” (¡). Por el momento ya han conseguido erradicar de sus carreteras al “toro de Osborne”, que, todavía, no ha sido sustituido por el “burro catalán autóctono”. Quien llegue a Cataluña, no evocará que la Península es tierra de toros, aunque, por ahora, tampoco se le recordará que ha entrado en tierra de burros. Más, todo puede suceder si nadie defiende en el nuevo Parlamento, el “castellá”, como denominan, acertadamente, al lenguaje de los españoles.

“Ciutadans per Catalunya” es la única formación política que concurre a estas elecciones con un programa para mantener el bilingüismo. La enriquecedora coexistencia de ambos lenguajes. Escribir esta apología desde el Macizo Central Ibérico pudiera no favorecerles, pero alguien tiene que sumarse a la sensatez de su esfuerzo. No es momento de diatribas entre una y otra manera de hablar y escribir. Si bien no deja de ser doloroso que un catalán uniparlante tenga que aprender español para comunicarse, o entender los e.mails que provengan del resto de España o de la mayor parte de América. Desde algunos ámbitos del extraño y oculto poder que gobierna España, se han intentado poner toda clase de obstáculos para que “Ciutadans” no llegue al nuevo parlamento. Quienes aprecian a los catalanes, se llevan las manos a la cabeza ante la posibilidad de que un calenturiento nacionalismo logre erradicar el castellano de entre su ciudadanía, y situar el “burro” sobre el perfil de los altozanos en las carreteras catalanas.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris