Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Alonso, va por ellos

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
miércoles, 25 de octubre de 2006, 01:24 h (CET)
Estoy seguro de que éste, en un lluvioso atasco mañanero en la M-30, no movería un músculo de desaprobación. Es frío como un glaciar pese a correr ‘sidriña’ por sus venas. Quizás por eso se haya proclamado, de nuevo, campeón del mundo de Fórmula 1. Fernando Alonso es un incontestable bicampeón, pero es un bicampeón triste. ¿Qué te pasa, Nano?

En un país donde la envidia nacional es uno de los grandes deportes, Alonso genera pasiones encontradas. Oviedo es un clamor con su ídolo pero desde otros frentes ha sido duramente atacado. Hay críticos que van a por él, también medios a los que no les gusta su carácter, hay rivales a los que saca de sus casillas, tiene enemigos en su ya ex equipo, Renault, que le han podido costar un buen trompazo, su relación con casi todos los pilotos es cortante, las polémicas decisiones de la FIA, un entorno que le ahoga...

La última carrera de Interlagos fue un momento para recordar. Massa estuvo imbatible, pero le robó injustamente protagonismo a Alonso. Fisichella, por una vez, parecía el hermano mayor de Fernando, tapando al ‘Kaiser’ como si le fuera la vida en ello. Y qué decir de Schumacher. Parecía un suicida japonés más que un calculador alemán. Pese a salir retrasado, se tiró a por el triunfo como un poseso con una salida de vértigo, llegó a pasar al italiano y ponerse detrás de Alonso, pero la osadía le costó un reventón que le bajó los humos hasta la cola. Remontó 16 puestos y a punto estuvo de hacer podio. En el día de su retirada, fue el vencedor moral.

Tras el pinchazo de Schumacher, ‘computadora’ Alonso hizo sus cálculos y puso el automático dándole al botón de títulos mundiales. Pero era también un día de detalles, de estados de ánimo, y Fernando Alonso tuvo un gesto frío, seco en el podio. Después, en la rueda de prensa fue diplomático, políticamente correcto. Y digo yo, ¿cómo un tío de 25 años puede ser políticamente correcto después de hacer historia? Al carajo el buscavidas italiano, el de las tuercas, los del caballito rampante, el ‘berni’, los de la FIA, maroto y el de la moto, hombre.

Ni protocolos, ni compromisos, ni gaitas. Fernando, lo quieras o no, eres patrimonio nacional y tienes que celebrarlo con tu gente, parece que este mismo fin de semana. Entiendo que haya personas (en la propia F1) a las que les moleste tu actitud, tu forma de ver la vida, tu cara de cabreo permanente, tu desprecio a los que se acercan a darte la palmadita o hacerse la foto interesada. Todo eso lo entiendo. Aunque pienso que en eso gente como Nadal o Gasol te ganan por la mano. Eso sí, mientras hagas lo que haces con un coche a 300 por hora, tienes todas mis bendiciones.

Pero piensa una cosa, campeón, no todo en la vida se reduce a ganar. Hay que compartirlo. Me da que no eres feliz. Repito, quizás no importe demasiado, pero creo que este circo de la Fórmula 1 te está ‘quemando’ demasiado rápido. Toda la suerte del mundo en McLaren, donde se te multiplicarán los enemigos. Y tranquilo, sobre todo va por ellos.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris