Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La paz de Zapatero

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
miércoles, 25 de octubre de 2006, 01:13 h (CET)
Una obsesión atenaza a Rodríguez Zapatero. Todo lo supedita al “proceso de paz”.Su gran meta es pasar a la Historia como “El Pacificador”.Su aspiración suprema es lograr el Nóbel de la Paz . Su fin, renovar su mandato y afianzarse en el poder.

No repara en medios ni precios para ello. Si hay que traicionar lo que juró defender, se traiciona y en paz. Si hay que trocear España, se trocea y en paz. Si hay que rendirse ante una banda asesina, se rinde uno y en paz. Si hay que ignorar a las víctimas del terrorismo-incluyendo a las del PSOE-, se las ignora y en paz. Si hay que arrinconar al PP y con él a 10 millones de españoles, se le arrincona y en paz. Si hay que aliarse con separatistas, nacionalistas, izquierdistas, se alía uno y en paz. Si hay que dar a ETA cuanto exija- acercamiento de presos, anexión de Navarra, autodeterminación, pues, se les da y en paz. Si hay que pasar por encima del Estado de Derecho, de la Constitución, de engañar a los españoles, de no investigar a fondo el 11 M, de legalizar a Batasuna-sin que condene la violencia, ni pida perdón- se hace eso y en paz. Si hay que internacionalizar además “el conflicto vasco” se internacionaliza y en paz…

Lo que no dice el señor ZP, es que esa paz, es la de la indignidad, de la traición, la del chantaje, la de la amenaza, la del rendimiento, la de la mentira, la del cementerio, la que, en definitiva, no quiere la inmensa mayoría del pueblo español.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris