Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

¿Gracioso, machista, chulo o prepotente?

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 22 de octubre de 2006, 22:17 h (CET)
Ya saben el revuelo que ha armado José María Aznar, cuando al acabar su intervención en la presentación de un libro de Andrés Pastrana, por lo visto no sabía donde dejar el bolígrafo y lo colgó en el escote de la periodista Marta Nebot, de la emisora de TV Cuatro.

Hasta ahora la mujer, que tanto se ha abusado de ella, no había sido utilizada para que alguien colgara su bolígrafo en su “canal”, pero mira por donde ha tenido que ser un ex presidente del Gobierno de España el que por primera vez protagonice un hecho tan irrespetuoso como intolerable.

Preguntaba un periodista a la esposa de Aznar, Ana Botella, que si le había parecido machista la actitud de su esposo, a lo que ella respondió que no, que su marido no era machista, que fue el primero que más mujeres incluyó en su Gobierno y que fue el primero que designó para la presidencia del Congreso y del Senado a dos mujeres. A mi no me parece que esta decisión defina a quien la toma como machista si o machista no, yo creo que si designó a mujeres para que ocuparan estos cargos no sería por cuestión de que con ello se demostraba que Aznar no es machista. Quiero creer que lo hizo porque todas esas mujeres a las cuales él distinguió, lo fueron por sus propios méritos personales y no por su condición de mujer. Acto seguido el periodista le preguntó que como definiría ella la actitud de su esposo, a lo que Ana Botella respondió: No lo se, califíquela usted. Yo no se como habrá decidido calificarla el periodista, en cualquier caso y por eliminación, no creo que Aznar intentara ser gracioso porque no hace falta conocerle muy bien para saber que tonto no es y debe conocer de sus limitaciones en cuanto a lo que a ser gracioso se refiere. Machista, machista, no pondría yo las manos en la fuego para asegurar que no lo es, por tanto solo nos quedan dos supuestos que no son otros que los que nos pueden llevar a la conclusión de si lo hizo por chulería o por prepotencia. Que cada cual, a su libre criterio, califique este gesto de Aznar.

Noticias relacionadas

Cuidado con los que buscan pescar en aguas revueltas

Al socaire de la revolución independentista catalana, la izquierda extrema busca su propio golpe de Estado

La experiencia filosófica

Se entiende por experiencia un modo de conocimiento que se basa en la percepción

Sus adicciones irán con usted después de su muerte

Ningún ser humano sabe cuándo llegará su última hora

Los demonios son más listos que nosotros

Ellos juegan en los dos lados del tablero de nuestros enfrentamientos y consiguen su propósito: que nos odiemos.

Odio a lo español y niños como ‘escudos humanos’

Este que escribe cursó la semana pasada un escrito argumentado a la ONU y a UNICEF la utilización de los niños catalanes como ‘escudos humanos’
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris