Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Múltiplos y divisores del terrorismo

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 22 de octubre de 2006, 22:17 h (CET)
El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón rebaja de 650.000 a 50.000 euros la fianza que le impuso el juez Fernando Grande al batasuno Otegi, lo cual significa dividir por trece. Esta rebaja extemporánea del juez, se suma a las protagonizada por el ministerio fiscal de Cándido Conde-Pumpido que dividen la solicitud de años de penas por 15: de 92 por 6 a De Juana Chaos; de 200 por 14 a los terroristas callejeros. Pudiéramos decir que este es el máximo común divisor del precio político de las peticiones de condenas a los integrantes de Eta y sus colaboradores. Máximo, puesto que no serán los únicos. A esto se le suma el mínimo común múltiplo que corresponde a la unidad de los demócratas, no se reproduce nada más que en el socialismo y los nacionalismos periféricos, en su defensa de dar sus máximos territoriales, independentistas, liberación de presos e internacionalización. Mínimo porque la ignominia a las víctimas y a la democracia de las personas que creen el Estado de Derecho lo convierten en un "estado berberecho". Mínimo común múltiplo que unos pocos gobernantes socialistas dirigentes obligan a otros en contra de su voluntad -según confirma Carlos Iturgaiz-, a votar en el europarlamento a favor del mal llamado proceso de paz o de rendición a Eta.

Es regla matemática que conociendo el máximo común divisor -precios políticos o solicitud de condenas (1)- de dos números -muerte y grados de totalitarismo (2)-, se puede calcular el mínimo común múltiplo de ellos -gobernantes socialistas que pretenden seguir gobernando "como sea"-, que será el producto de ambos (2) dividido entre su máximo común divisor (1).

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris